Cómo saber el desgaste de los neumáticos: 4 consejos

Disponer de neumáticos en excelentes condiciones nos garantizará una mayor seguridad en la carretera. Son un elemento imprescindible y su correcta adaptación al vehículo es clave. Al estar en continuo uso se convierten en una de las partes del coche con más deterioro. Por lo tanto, cómo saber el desgaste de los neumáticos es muy conveniente para poder comprar neumáticos online en confortauto.com si fuera necesario. Para que mantengas tus cubiertas en buen estado por mucho más tiempo, como especialistas en neumáticos, hemos elaborado una serie de consejos para ayudarte.

Cómo saber desgaste neumáticos

1. Aparecen grietas en los neumáticos

Es verdad que no se puede determinar la duración exacta de unos neumáticos. Pero observarlos de vez en cuando detenidamente nos ayudará a mantenerlos en buen estado. 

Para saber si los neumáticos están desgastados, hay varios detalles que podemos detectar sin necesidad de aparatos. Por ejemplo, si los neumáticos presentan grietas se deberán cambiar de inmediato

Recomendamos inspeccionar tus neumáticos en un taller Confortauto cuando han sido usados durante cinco años, al menos una vez al año. Si han pasado diez años desde su fecha de fabricación, aunque parezca que estén bien, también deberán pasar por taller. Y si han sufrido alguna reparación, hay que estar pendientes porque puede que el problema vuelva a persistir

2. El surco del neumático es borroso o no existe

Los surcos son depresiones lineales que tienen los neumáticos. Son como dibujos que forman parte de los mismos y que son únicos en cada marca. Su función es conseguir el buen agarre en cualquier superficie. Además, expulsa el agua que entra en contacto con ellos. Observar la apariencia del surco es otro factor de cómo saber el desgaste de los neumáticos. Cuando está borroso o se ha ido borrando, es un motivo para reemplazarlos.

Para poder comprobar los surcos debemos fijarnos en el testigo de desgaste. Es un taco de goma de 1,6 mm de espesor que tienen todos los neumáticos. Está incrustado en el fondo de las ranuras del neumático y se usa como indicador de deterioro. Cuando la goma de la banda de rodadura llegue a su nivel, habrá alcanzado su límite. Lo recomendable es llevarlo al menos con un espesor de 3 mm sin necesidad de que llegue al máximo.

Muchas veces hemos visto usar una moneda para medir la profundidad. Se trata de una opción no muy recomendable, especialmente si no eres un profesional, ya que puede crear confusión. Pero si la vas a llevar a cabo, tendrás que coger una moneda de 1 euro en neumáticos de verano y una de 2 euros en los de invierno. Si por el contrario dispones de una herramienta de medición, como el indicador de profundidad, podrás usarlo sin problemas. Este instrumento te facilitará la tarea al medir con precisión la profundidad exacta del neumático.

Para circular legalmente con los neumáticos en España la altura mínima permitida del surco es 1,6 mm de profundidad. Este es el mínimo legal pero no el aconsejable. Y es que en esas circunstancias los neumáticos pierden gran parte de su adhesión a la calzada.

3. Los neumáticos tienen baja presión

Muchas veces puede parecer que los neumáticos de nuestro vehículo estén en perfecto estado y podamos seguir circulando con ellos. Sin embargo, deben cumplir unos requisitos que garanticen la mayor seguridad posible. Y es que una presión inadecuada también es indicativo de cómo saber el desgaste de los neumáticos. En ese caso sería conveniente sustituirlos por otros. 

También es importante adaptar la presión a la carga del coche. No es lo mismo conducir solos, que con todas las plazas ocupadas y el maletero lleno. Es por ello que antes de iniciar un viaje aconsejamos revisar la presión, respetando los índices indicados por el fabricante.

Los neumáticos que más duran son los que tienen la banda de rodadura fabricada con un compuesto duro. Estos aportan menor adherencia pero mayor resistencia. Y ocurre lo contrario con los neumáticos con banda de rodadura blanda, que aportan menor durabilidad y mayor adherencia.

Cuatro consejos descubrir deterioro neumáticos

4. Prestar atención a los condicionantes externos

En muchas ocasiones, el diseño es el que marca la durabilidad de los neumáticos. Pero no es el único factor, puesto que para el desgaste también influyen condicionantes externos como el tipo de superficie, el clima o los hábitos de conducción.

El estado de la vía por la que circulamos es vital para mantener nuestros neumáticos perfectamente. Y es que cualquier imprevisto como baches, hundimientos, etc. puede provocar un mayor deterioro. Especialmente habrá que estar pendientes de aquellas superficies más irregulares. Se trata de un condicionante que no podemos prever, pero al que hay que estar atentos.

Ocurre lo mismo con la climatología. Podemos estar pendientes de las predicciones, pero no podemos saber con exactitud si lloverá, nevará, hará sol… Por ello, antes de circular tendremos que estar previstos de los materiales necesarios para enfrentarnos a cualquier inclemencia meteorológica. Por ejemplo, si hay predicciones de nevadas habrá que contar con las correspondientes cadenas. En estos casos, el daño en los neumáticos puede variar.

Nuestro estilo de conducción también es clave en cómo saber el desgaste de los neumáticos. Y es que muchas conductas al volante son perjudiciales, por lo que sí podemos evitarlas para proteger nuestras ruedas mejor.

La forma de conducir puede aumentar el deterioro

La salud de los neumáticos depende mayormente de nosotros y de varias circunstancias:

  • Uno de los mayores enemigos de los neumáticos son los bordillos. Ten cuidado sobre todo a la hora de aparcar. Asegúrate de no subirte a la acera para evitar que la rueda se friccione. 
  • Cuidado con las prisas y el exceso de velocidad. Conducir rápido nunca es buena combinación en la carretera. No solo por tu seguridad, sino por el sobrecalentamiento que incrementa el desgaste de los neumáticos. Y es que la banda de rodadura se desgasta en exceso y la goma se degrada aún más. Te aconsejamos un estilo más pausado y relajado. Así circularás más seguro, ahorrando en combustible y reduciendo emisiones.
  • La conducción brusca y las curvas deterioran los vehículos. Nuestras ruedas sufren, sobre todo, en las ciudades. Los continuos acelerones y frenadas no son buenas compañeras de viaje. Además, a la hora de coger curvas aconsejamos siempre hacerlo a baja velocidad. Habrá que estar vigilantes a las rotondas, porque siempre giramos hacia el mismo lado. En este caso, los neumáticos se desgastan menos cuanto menos forzada sea la curva.

Resumen

Unos neumáticos en mal estado pueden repercutir gravemente en nuestra seguridad. Al estar en mal estado reducen la estabilidad hasta en un 30%. Esto se traduce en menos adherencia a la calzada y a cualquier otra superficie. También incrementa la distancia de frenado un 25%, aumentando el riesgo de sufrir una colisión con otro vehículo. Asimismo, es importante conocer que llevar neumáticos en mal estado está sancionado con multas de 200 euros.

Dependiendo del clima y de otros factores externos se precisa de un tipo de neumático para un uso óptimo. En Confortauto puedes comprar tus neumáticos al mejor precio. Encontrarás una gran variedad de marcas, tipos y tamaños. Seleccionamos aquellos que mejor se adapten a las características de tu vehículo y a tu presupuesto. Y es que los neumáticos son una parte fundamental del coche que conviene revisar periódicamente por tu seguridad. Siguiendo unas simples medidas de precaución podrás llevar un buen control.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

precio cambiar correa de distribución

Aspectos que influyen en el precio de cambiar la correa de distribución

El precio de cambiar la correa de distribución de tu vehículo puede variar en función de ciertos ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *