Reducir el consumo de gasolina: ¿conduces de manera responsable?

¿Quieres reducir el consumo de gasolina? Con ello, contribuirás a cuidar el medio ambiente y también gastarás menos dinero. En Confortauto te brindamos unos sencillos consejos para que puedas hacerlo.

Reducir el consumo de gasolina

Consejos para reducir el consumo de gasolina

Consumir menos gasolina en los desplazamientos con nuestro vehículo pasa por adoptar una conducción responsable, pero también por tener nuestro coche a punto. Además, seguir una serie de pautas que vamos a explicarte puede ayudarte mucho más de lo que piensas.

Vigila la presión de los neumáticos

Los neumáticos de nuestro coche deben tener la presión indicada por el fabricante. La encontraremos en el libro técnico del vehículo. Pero, en realidad, se trata de una cifra orientativa. En función de la estación del año o de la carga del automóvil, esa presión debe cambiar. En confortauto.com puedes comprar neumáticos de invierno o verano, que se ajustan a las condiciones externas y climáticas.

Así, cuando las temperaturas son muy bajas, los neumáticos deben tener un poco más de presión. Hemos de tener en cuenta que si está 0,5 bares por debajo de la correcta, el consumo de gasolina aumentará un 4% en vías interurbanas y un 2% en ciudad. También, cuando el vehículo esté muy cargado, debemos aumentar la presión de sus neumáticos. De lo contrario, la resistencia a la rodadura será más fuerte y el coche consumirá más gasolina.

Arranca el vehículo con suavidad

Desde el momento de arrancar el coche empezamos a consumir gasolina. Para gastar lo menos posible, tenemos que hacerlo sin pisar el acelerador. Después, comenzaremos la marcha sin esperar. Asimismo, debemos utilizar la primera velocidad solo para empezar a movernos, y luego cambiar a segunda. También aconsejamos iniciar la marcha despacio. Si, por ejemplo, lo hacemos a 20 kilómetros por hora, ahorraremos hasta un 11 % de gasolina. Además, es fundamental no acelerar bruscamente

Lleva una velocidad uniforme 

Relacionado con el anterior está nuestro siguiente consejo. Es importante que llevemos una velocidad uniforme en nuestro viaje. Recordemos que si no pisamos el acelerador, el consumo de gasolina es prácticamente nulo. Estando al ralentí, el coche solo necesita, aproximadamente, 0,5 litros a la hora. Por tanto, es aconsejable que mantengamos una velocidad estable. Hemos de evitar, en la medida de lo posible, acelerar, frenar y cambiar de marcha. Para reducir la velocidad, intentar valernos del freno motor antes de pisar el pedal es también un consejo interesante. En caso de necesitar frenar, lo haremos suavemente. 

Optimiza el cambio de marchas

El cambio de marchas también puede servir para gastar menos gasolina. Procuraremos circular la mayor cantidad de tiempo posible en relaciones largas y con pocas revoluciones. En la ciudad, por ejemplo, hemos de viajar en cuarta y quinta siempre que podamos. Como pauta general, un motor de gasolina pide el cambio de marcha a 2.000 o 2.500 revoluciones por minuto. Para guiarnos, tenemos el cuadro del salpicadero. Pero si nuestro coche es antiguo y no tiene cuentarrevoluciones, nos guiaremos por el sonido del motor. 

Aprovecha los descensos

Para ahorrar gasolina, los cambios de altura del terreno son buenos aliados. En los descensos, levantaremos el pie del acelerador y aprovecharemos la velocidad alcanzada para anticipar el cambio de marcha a una superior. Por otra parte, cuando empecemos a subir hemos de retrasar la reducción de la marcha presionando un poco el acelerador. Nunca hemos de pisar a fondo en estos casos. 

Aligera el peso de tu coche

Cuanto más pese un vehículo, mayor cantidad de gasolina necesitará para moverse. Según estudios recientes, si llevamos 100 kilogramos de peso adicional en el automóvil, su consumo se incrementará un 6%. Por tanto, hemos de sacar del vehículo todo lo que no necesitemos. A veces, tenemos en el maletero cosas que no nos hacen falta, pero han quedado allí.

Por otra parte, vamos a darte otro consejo, esta vez por seguridad. Si estamos obligados a llevar carga, es mejor repartirla de manera uniforme. De lo contrario, podría moverse y ocasionar un accidente. 

Mantén el motor a punto

Para ahorrar gasolina, es importante que el motor de nuestro coche esté a punto. Revisarlo periódicamente prestando atención especial a los filtros nos será muy útil. Cuando estos se encuentran limpios, permiten una mayor eficiencia del combustible. 

Reduce el uso del aire acondicionado

El aire acondicionado nos ayuda a soportar las altas temperaturas. Pero este aliado también consume gasolina. Para que funcione, se activa un compresor que se acopla al motor y hace que este trabaje más. En consecuencia, gasta más combustible. No obstante, si abrimos las ventanillas para no usar el aire acondicionado también consumimos más gasolina. Cuando están abiertas, afectan a la aerodinámica del coche. Entra aire en el habitáculo y aumenta la resistencia a la marcha. Por tanto, se incrementa el consumo de combustible. En consecuencia, sería mejor que no usásemos ninguna de estas dos soluciones. Pero si el calor es insoportable, aconsejamos utilizar el aire acondicionado en carretera y reemplazarlo por las ventanillas bajadas en ciudad.

Resumen

En conclusión, si practicas una conducción eficiente y sigues estos sencillos consejos que te brindamos desde Confortauto, lograrás reducir el consumo de gasolina. El medio ambiente y tu bolsillo te lo agradecerán.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Cómo saber desgaste neumáticos

Identificar el desgaste de neumáticos en 4 sencillos pasos

Disponer de neumáticos en excelentes condiciones nos garantizará una mayor seguridad en la carretera. Son ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *