Consejos para un buen mantenimiento del coche en primavera

El mantenimiento del coche es fundamental para que lo puedas tener siempre en condiciones óptimas. Esta necesidad se hace más urgente todavía cuando llega la primavera, por lo que te conviene ser precavido con esta puesta a punto.

Cinco recomendaciones para cuidar de tu coche

Las temperaturas, aunque son variables, se vuelven más agradables en primavera, lo que te anima a coger tu vehículo para emprender ciertos viajes. En las siguientes líneas, te damos algunas indicaciones para cuidar tu coche antes de esta época. Si necesitas más información, puedes solicitarla en tu taller de Gijón, Alicante, Cádiz o cualquier otro rincón de la geografía española. ¡En todos ellos encontrarás establecimientos Confortauto!

1. Comprueba el estado de las ruedas

Cuando pasa el invierno, es posible que los neumáticos hayan perdido presión, debido a las frías temperaturas de esta estación. Si esto ocurre, no van a amortiguar con las máximas garantías que requieres. Asimismo, has de valorar que el dibujo de sus ranuras no sea inferior a 1,6 mm.

Piensa que si no desalojan suficientemente el agua de las habituales lluvias primaverales, corres el riesgo de sufrir aquaplaning. En este sentido, también te puede venir bien recurrir a la instalación de unos neumáticos para lluvias.

2. Cuidado con las escobillas

Las escobillas del limpiaparabrisas son fundamentales para garantizar tu visibilidad. La brusquedad de los cambios de temperatura les provoca grietas y perjudica sus movimientos funcionales. No olvides, por tanto, una revisión profesional de estos elementos.

3. La comprobación del filtro

De este componente depende que se purifique el aire que vas a respirar dentro de tu automóvil. No obstante, está claro que, durante la primavera puede ensuciarse y sufrir un cierto colapso por la presencia de más polvo y polen en suspensión, e incluso de ácaros y otros insectos. Si se da esta circunstancia, no va a cumplir con su función esencial. La solución pasa por la limpieza o el cambio del filtro.

mantenimiento coche filtros

4. No te olvides del líquido refrigerante

Este líquido es determinante para el buen funcionamiento de la bomba del motor. Si su cantidad no es suficiente, el motor se va a sobrecalentar y puede incluso llegar a fallar. Las temperaturas suben en primavera, por lo que hace falta aprovisionarse del que sea menester para que el piloto de aviso no te tenga que alertar de la escasez de su nivel.

Aparte, has de tener en cuenta que, en caso de que necesites llevar a cabo un viaje largo, esto puede convertirse en un problema serio. Estos requieren una mayor precaución respecto al calentamiento del motor.

5. El buen estado de las luces

Estos elementos son fundamentales para ver y ser visto en la carretera. No puedes prescindir de que los faros estén en unas condiciones óptimas. Entre otras cosas, para evitar las multas. Si bien en primavera los días comienzan a hacerse más largos, todavía nos encontramos en una estación con largas horas de oscuridad. Por otro lado, su meteorología es muy cambiante y resulta frecuente pasar de un ambiente soleado a uno caracterizado por el cielo cubierto de nubes y niebla.

Y cuando arrecian estas circunstancias meteorológicas, aunque aún sea de día, se requiere una iluminación que sirva de ayuda. Por eso, por ejemplo, unas de las luces a las que más atención tendrás que prestar son las antiniebla.

El mantenimiento del coche, cuando se aproxima la primavera, implica una revisión a fondo de los componentes clave de su seguridad. Antes de que llegue esta estación, puedes optar por solicitar este servicio en tu taller más cercano de la red de Confortauto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Lavado de coches ecológico sin agua

Lavado de coches ecológico sin agua: limpia tu coche de manera sostenible

Tener un automóvil limpio y reluciente siempre ha sido el deseo y la obsesión de ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *