Cuándo se cambia la correa de distribución

Cambiar la correa de distribución es una de esas tareas de mantenimiento de tu coche que no puedes olvidar. Es un trabajo muy sencillo y de coste moderado, pero su importancia es vital para el funcionamiento de tu motor. A continuación te damos todas las claves para que entiendas su función y sepas cuándo y cómo debes cambiarla.

Detalles y funciones de la correa de distribución

Si tu automóvil tiene un motor de combustión, es posible que funcione con la ayuda de una correa de distribución. Algunas marcas y modelos usan en su lugar una cadena, pero las correas de goma son las más comunes. Y, aunque muchos detalles van a depender del motor y el fabricante de tu coche, estas son las respuestas a las dudas más habituales.

¿Qué es la correa de distribución?

Se trata de una correa dentada, fabricada de goma elástica, que se encuentra en el motor y cuya función es sincronizar el tren de válvulas. Mediante un conjunto de poleas y tensores conecta el cigüeñal con los árboles de levas. Esto permite que las válvulas de admisión y escape funcionen de forma sincronizada, y que el combustible y el oxígeno entren a la vez que se expulsan los gases al exterior.

cambiar correa distribución

¿Por qué es necesario sustituir la correa de distribución?

El material con el que están realizadas las correas es una goma elástica y flexible que, aunque es muy resistente, se desgasta con paso del tiempo. Su duración depende de la cantidad de kilómetros que recorras y del número de años de vida que tenga.

Como la goma es de un material flexible, a medida que va trabajando sus dientes se van desgastando. Por ello, llega un momento en el que no encajan bien con el resto de engranajes o se parten. Además, aunque no hagas muchos kilómetros, con el tiempo el plástico se cristaliza, perdiendo flexibilidad.

En ambos casos tu motor corre el riesgo de tener averías serias y caras. Y, como esta pieza siempre se estropea en funcionamiento, la única manera de evitar que eso ocurra es la prevención. Así pues, aunque detectes el problema al momento y acudas a un taller cercano es posible que, al perder sintonía entre el pistón y las válvulas, el primero acabe chocando contra las últimas y torciéndolas.

¿Cuál es el momento de comprar un kit de correa de distribución nuevo?

Desafortunadamente, no podemos darte una respuesta exacta. Dependerá del fabricante de tu coche, del motor que lleve, etcétera. Te aconsejamos que mires el manual de instrucciones del vehículo: en él vendrá especificado si llevas cadena o correa, y cada cuantos kilómetros necesitas sustituirla. La cifra puede oscilar entre los 60.000 y los 200.000, por lo que es difícil darte un número orientativo.

Si no tienes el manual de instrucciones, también puedes consultar directamente al fabricante. Este te aconsejará sobre el mantenimiento que necesitas y qué clase de kit de correa de distribución es el más adecuado para tu motor.

¿Existe alguna forma de saber que ha llegado el momento de cambiar la correa?

Más allá de las inspecciones visuales del motor que pueda hacer tu mecánico de confianza, la única manera que tienes de saber cuándo has de sustituir la correa es siguiendo las indicaciones del fabricante. La correa de distribución no hace ruido ni da señales antes de romperse.

Como puedes ver, es mejor cambiar la correa de distribución a tiempo que lamentarse. Si quieres saber más sobre el coste y el plazo de esta reparación te aconsejamos que visites tu taller Confortauto más cercano.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

freno motor

¿Cómo utilizar de manera correcta el freno motor?

El freno motor no es un componente mecánico de tu vehículo, sino más bien un concepto que, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *