Recomendaciones para conducir una moto con lluvia

Circular en moto cuando llueve es especialmente peligroso. El asfalto se torna más resbaladizo, lo que hace que las ruedas pierdan tracción y se incrementen los riesgos de sufrir una caída. Por ello, si no te queda más remedio que usarla deberás extremar las precauciones. En Confortauto queremos darte una serie de recomendaciones que te resultarán muy útiles para evitar accidentes en esa clase de situaciones. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo conducir una moto con lluvia de forma segura?

Para garantizar tu seguridad y la del resto de vehículos y peatones que transitan las calles, es indispensable que tengas presente los siguientes consejos. Te serán de lo más útiles cuando vayas a subirte a tu moto un día de lluvia.

Revisa los neumáticos

El grabado de las cubiertas es el que garantiza que tengas una buena adherencia sobre el asfalto. Si está muy desgastado, correrás el riesgo de perder tracción y sufrir el famoso aquaplaning al atravesar los charcos. Algo especialmente peligroso al tomar curvas. Por eso, en caso de que aprecies grietas o zonas lisas en tus neumáticos, sustitúyelos antes de que llegue el invierno y los días de lluvia empiecen a ser habituales.

Reduce la velocidad

Los límites establecidos han de respetarse en cualquier situación. Sin embargo, en los días de lluvia es incluso recomendable disminuir la velocidad entre 10 y 20 km/h. Ten en cuenta que, con el asfalto mojado, la distancia de frenado se incrementa, ya que los neumáticos ofrecen menos agarre. Además, el riesgo de caída ante un frenazo brusco es mucho más elevado. ¡Es mejor ser previsor!

No tumbes la moto en las curvas

Si lo haces, la zona de los neumáticos en contacto con el suelo será menor y, por lo tanto, el riesgo de caer de la moto si el asfalto está mojado crecerá exponencialmente. Lo ideal es tomar las curvas utilizando lo máximo posible el manillar mientras mantienes el cuerpo erguido. Especialmente peligrosas en este aspecto son las rotondas.

moto lluvia

Evita cualquier obstáculo

En un día de lluvia, hasta las líneas que separan los carriles o que marcan los pasos de peatones pueden convertirse en trampas peligrosas para cualquier motorista. ¿El motivo? La pintura evita que el asfalto drene el agua de la lluvia. Ten mucho cuidado también con las rejas de las alcantarillas y, por supuesto, con los baches. Ir despacio te permitirá sortearlos fácilmente.

Utiliza el freno trasero más que el delantero

Es cierto que en las motos con ABS esta no es una cuestión de importancia. Sin embargo, en las que no poseen ese sistema, usar el freno delantero puede bloquear la rueda y hacer que te vayas al suelo a causa de la lluvia. Con el trasero esto no suele suceder con tanta asiduidad.

Ten cuidado con los charcos

Sobre todo porque no sabes qué hay debajo de ellos. Muchas veces, estas balsas de agua esconden baches, rejillas y todo tipo de trampas para un motorista, por lo que habrás de evitarlos siempre que puedas. Pero, si el tráfico es denso y te resulta imposible, trata de superarlos a la menor velocidad posible y sin frenar ni acelerar una vez que estés dentro. Simplemente mantén el gas constante y reducirás el riesgo de caída.

En definitiva, y más allá de los propios consejos de circulación en días de lluvia que te acabamos de ofrecer desde Confortauto, es indispensable que sometas a tu moto a un escrupuloso mantenimiento. Con él tendrás la certeza de que los neumáticos, los frenos y demás componentes están preparados para garantizar tu seguridad cuando llueve. Visita cualquiera de nuestros talleres y el equipo de expertos que te reciba se encargará de ponerla a punto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

freno motor

¿Cómo utilizar de manera correcta el freno motor?

El freno motor no es un componente mecánico de tu vehículo, sino más bien un concepto que, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *