Viajar con perro en el coche: normativa y dudas frecuentes

Viajar con un perro en el coche no tiene por qué ser un problema. Su protección, al igual que la nuestra, es importante para garantizar una conducción segura. Salir a carretera y no proteger a las mascotas aumenta la probabilidad de que sufran consecuencias graves en caso de colisión. ¿Qué dice la normativa de seguridad vial al respecto? En Confortauto te ofrecemos una breve guía sobre cómo transportar de forma segura una mascota.

¿Cómo transportar de forma segura una mascota? Análisis de los riesgos

Antes de poner las manos en el volante, es aconsejable que tu mascota se someta a un chequeo médico para garantizar su buen estado de salud. Si tu perro se encuentra enfermo, quizá no sea buena idea emprender un viaje de muchos kilómetros. ¿Qué riesgos entraña no proteger a la mascota?

– Aumenta la probabilidad de que el conductor se distraiga.

– El perro podrá moverse con libertad, pudiendo interferir en la conducción o subirse a las piernas del conductor. En el peor de los casos puede desplazar el cambio de marchas o los pedales.

– Si tu perro tiene la costumbre de asomar la cabeza fuera de la ventana, evita que esto ocurra. Además de ser peligroso para el can, supone un riesgo para el resto de vehículos.

– En caso de frenazo puede provocar daños al resto de ocupantes.

Por tanto, ¿qué medidas debe tomar el usuario? Elegir un buen sistema de retención es clave para la seguridad del animal. Su eficacia está demostrada en ensayos de choque. En función del peso o talla, se utilizará un arnés, transportín o rejilla divisoria. Si es un perro pequeño, lo aconsejable es hacer uso de un transportín o rejilla, ya que suelen ser mascotas de pocas dimensiones. En caso de adquirir uno, certifica que cumple con la normativa europea de homologación.

viajar con perro en el coche

Consejos para viajar con perros según la normativa de seguridad vial

La Dirección General de Tráfico (DGT) lo deja claro: si se viaja en coche con un perro, este debe ir bien atado para evitar caídas y desplazamientos que puedan poner en peligro su integridad física. Así pues, si vas a viajar con tu perro por primera vez, conviene atender a una serie de recomendaciones.

Los perros no suelen pasarlo bien cuando realizan un trayecto en coche. Si es su primera vez, será de mucha ayuda acostumbrarle a montarse en el vehículo utilizando premios y caricias. Reforzar una buena conducta es importante. Por otro lado, es aconsejable que antes de iniciar un viaje hagas una visita a tu veterinario/a de confianza. Algunos animales son propensos a marearse y necesitan de medicación.

Una vez realizados estos pasos, queda asegurar su protección en el interior del automóvil. El Real Automóvil Club de España (RACE) y la DGT recomiendan escoger un sistema de sujeción que cumpla con certificados de homologación ECE R17 o DIN 75410-2. Al igual que otros animales, elegir un sistema u otro dependerá de sus dimensiones.

En el caso de perros medianos y grandes (más de 10 kilos), conviene optar por un arnés con correa de doble anclaje. Si tienes oportunidad, escoge una que sujete por un lado al cinturón y por otro a los anclajes del arnés. La correa no debe ser muy larga. De esta forma, en caso de colisión, el can no impactaría con los asientos delanteros. Descarta la idea de adaptar la correa al collar del animal.

Viajar con un perro en el coche sin protección supone un riesgo para la seguridad vial. Acércate a tu taller más cercano para un mantenimiento integral de tu vehículo. En Confortauto estamos encantados de ayudarte.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

freno motor

¿Cómo utilizar de manera correcta el freno motor?

El freno motor no es un componente mecánico de tu vehículo, sino más bien un concepto que, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *