Amortiguadores en mal estado y sus nefastas consecuencias

Los amortiguadores junto a los frenos y neumáticos forman el llamado ‘triángulo de seguridad del vehículo’. Y es que todo lo que afecta a las ruedas se puede calificar de importante a la hora de conducir. De este modo, los amortiguadores en mal estado inciden directamente en la seguridad y comodidad de los ocupantes. Es por eso que en Confortauto nos hemos propuesto que aprendas a identificar los síntomas y consecuencias de esta pieza.

Amortiguadores en mal estado

La importancia de los amortiguadores

Los amortiguadores son un elemento incluido en el sistema de suspensión del automóvil. Entre sus funciones está la de mantener los neumáticos en contacto con la superficie. Además, sirven para controlar y regular los movimientos de la carrocería del coche procedentes de los elementos elásticos de la suspensión como son las ballestas, barras, brazos… Al estar en contacto con otros elementos, son determinantes para conducir, acelerar, frenar, girar o enfrentarnos a inconvenientes como baches.

Para no correr riesgos innecesarios te recomendamos hacer revisiones periódicas en tu taller de confianza Confortauto. Si en una de tus visitas necesitas cambiar los amortiguadores, debes saber que se sustituyen por parejas. Es decir, se cambian los ejes delanteros o ejes traseros a la vez. Esto se hace así para evitar un desequilibrio y desajuste en el automóvil. 

Síntomas de amortiguadores en mal estado

Con el paso del tiempo y el uso, los amortiguadores sufren un proceso de desgaste. Esto es debido al contacto entre neumáticos y carretera, lo que conlleva consecuencias peligrosas para usuarios y usuarias. Puede que a simple vista no notemos el desgaste, pero suele influir en muchos viajeros, provocándoles hasta mareos.

Los síntomas más comunes que puede sufrir tu vehículo son estos:

  • Desgaste más severo y rápido de las ruedas: los amortiguadores en mal estado provocan que los neumáticos acorten su vida útil hasta un 20%.
  • Aparición de ruidos en curvas y baches: el sentido auditivo en muchos casos es fundamental para identificar cualquier problema. En este caso, los sonidos suelen aparecer al coger las curvas o al pasar baches o desperfectos en el terreno.
  • Está desnivelado: puedes observarlo si estacionas tu coche en una superficie llana. Si es así, es urgente cambiar los amortiguadores.
  • El vehículo rebota en exceso: se aprecia al conducir con tu automóvil y si desde fuera lo empujas hacia abajo y el chasis no se recupera, o lo hace con dificultad. Hay que tener en cuenta también que la suspensión de todos los coches no es la misma.
  • Se observan manchas de aceite: sustituye tus amortiguadores si al cambiar los neumáticos o mirar debajo del coche hay rastros de aceite en las paredes.

Para aquellos conductores con un vehículo nuevo que no perciben ningún problema, deben saber que los amortiguadores tienen vida útil. Su vida media ronda los 80.000 km, aunque depende de aspectos como la calidad de los componentes, el uso en la conducción, etc. Los fabricantes aconsejan revisarlos anualmente o cada 20.000 km, a partir de los 60.000 km recorridos. Recuerda que no es necesario que existan anomalías, una inspección preventiva siempre es buena opción para no sufrir graves consecuencias.

Consecuencias de tener amortiguadores en mal estado

Está comprobado que tener amortiguadores en malas condiciones aumenta las probabilidades de tener un accidente. Es por ello que lo mejor es mantenerlos siempre bajo control para evitar consecuencias como estas: 

1. Menos agarre y adherencia en las curvas

Se tiende a sufrir más balanceos y deslizamientos laterales con lo que es más fácil salirse de la vía. Y es que la función de la suspensión es absorber las irregularidades del terreno, evitando que las ruedas pierdan contacto con la superficie. 

2. Pérdida de control del coche

En la conducción perderemos el manejo de la dirección del vehículo con mayor frecuencia. Se incrementa, por tanto, las probabilidades de que las ruedas tengan menos roce con el suelo.

3. Incremento del riesgo de aquaplannig

Puede aparecer a velocidades mucho más reducidas, a diferencia de un coche con amortiguadores en buen estado.

4. Se necesita más distancia de frenado

Ante cualquier imprevisto en la carretera, sobre todo a velocidades altas, necesitaremos frenar con más antelación para evitar una colisión. Esto incide directamente en nuestra seguridad y la del resto de ocupantes. La amortiguación en malas condiciones hace que al frenar sea necesario más distancia de frenado. Por ejemplo, en una frenada a 100 km/h la distancia de frenado podría aumentar en 3 metros, más incluso con ABS, dado que el sistema no funcionaría.

5. Daños en otras partes del motor

Amortiguadores en mal estado estropean otras zonas del motor al contar con una suspensión desestabilizada. Esto provoca que el engranaje del motor trabaje más y en pésimas condiciones, produciendo el conocido como ‘estrés mecánico’. En este caso, por ejemplo, los frenos se usan con más frecuencia y de peor manera.

6. Más consumo de carburante

Notaremos un aumento anormal del consumo de gasolina. Es una consecuencia que sufrirás a largo plazo, sobre todo si no sueles hacer muchos kilómetros al día. 

7. Fallos en el ESP y ABS

Los dispositivos de seguridad no entienden bien las indicaciones del automóvil al contar con unos amortiguadores en horrorosas facultades.

8. Menor comodidad al conducir

Con una amortiguación en muy malas condiciones se viaja peor. Lo notarás por el incremento de ruidos y movimientos en el interior del habitáculo a la hora de circular.

Amortiguadores

Conclusiones

Queda claro que los amortiguadores en mal estado no aportan nada de protección. Se ha demostrado que son una parte importante para asegurar un estilo de conducción seguro y eficaz, proporcionando mayor confort. Contar, por tanto, con amortiguadores que funcionen correctamente proporciona más seguridad y un rendimiento óptimo del resto de piezas mecánicas. Desde nuestra red de talleres Confortauto te aconsejamos hacer revisiones periódicas del vehículo para evitar sustos y daños irreversibles en el futuro, por lo que es fundamental que también solicites revisar tus amortiguadores de manera periódica.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

cómo elegir neumáticos para 4x4

Cómo elegir neumáticos para 4×4: encuentra tu modelo

Elegir neumáticos puede llegar a ser una ardua tarea si desconocemos qué características deben tener ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *