Cómo limpiar la carbonilla del motor

Con el paso del tiempo las diferentes piezas del coche sufren deterioros, siendo unos más visibles que otros. Un desgaste que provoca la aparición de residuos, como es el caso del hollín que aparece en el motor. Con un buen mantenimiento previo puedes evitar este tipo de problemas, que pueden terminar en graves averías para tu vehículo. Para saber cómo limpiar la carbonilla del motor, en Confortauto hemos elaborado este artículo en el que te explicamos todo.

Cómo limpiar la carbonilla del motor

¿Qué es la carbonilla del motor?

La carbonilla del motor es un residuo sólido que suele almacenarse en la cámara de combustión de cada cilindro del motor. Con los años esta cantidad puede crecer e ir más allá del sistema de inyección, alcanzando zonas como la de admisión o el escape. Si no llevamos las revisiones al día, la carbonilla puede ir afectando poco a poco el funcionamiento de nuestro coche. Así, el motor podría disminuir su fuerza y consumir más combustible. Esto puede suceder tanto en coches de gasolina como diésel, provocando también la aparición de un llamativo humo negro. De ahí la importancia de saber cómo limpiar la carbonilla del motor.

¿Por qué se genera la carbonilla del motor?

La carbonilla del motor se genera por un mal procesado de alguna sustancia, como el combustible o el aceite. Y es que el motor usa calor, compresión y combustión para convertir la mayor parte de la gasolina en energía. Pero en ciertas ocasiones, una gota de estas sustancias puede llegar a no transformarse bien, creando este tipo de hollín. Este suele aparecer expulsado por el tubo de escape al acelerar. Esta circunstancia suele producirse cuando el automóvil sufre aspectos fuera de lo común, provocando importantes averías.

Problemas más comunes

Al ser un problema que no destaca a simple vista, puede hacer que lo dejemos pasar con facilidad. Es por ello que conocer cómo limpiar la carbonilla del motor se hace indispensable. Pues con el paso del tiempo, la acumulación de este residuo puede generar en nuestro auto averías con graves consecuencias. Una de las más comunes es el taponamiento de la válvula EGR (Exhaust Gas Recirculation). Esto pasa por ser el área del motor que más cerca está de la zona de combustión donde se generan estos residuos.

Otro tipo de averías más complicadas y caras por su complejidad son las que afectan al turbo, asientos de válvulas, bujías, sondas o filtro antipartículas. Sin duda, la aparición de estos casos merecen una atención inmediata. De lo contrario, tu vehículo no pasará la ITV por culpa de las altas emisiones de dióxido de carbono o el humo negro.

Trucos para evitar generar carbonilla

Es importante saber que la carbonilla se crea, sobre todo, en vías urbanas. Es por ello que, para evitar la generación de hollín, te ofrecemos algunos trucos:

  • Desahoga el automóvil: especialmente si sueles circular por la ciudad y tienes un coche diésel.
  • No circules a bajas revoluciones: con ello, no solo estarías impidiendo la generación de carbonilla, sino alargando la vida útil del motor. Lo mejor es conducir entre 1.700 y 1.800 rpm en diésel y a unas 2.500 rpm en gasolina.
  • Reduce puntualmente la marcha en desplazamientos largos: se trata de una recomendación esporádica para limpiar parte de la carbonilla ya acumulada y evitar crear más. Para ello, de forma puntual es conveniente reducir una marcha en viajes largos para que aumente el régimen motor.

¿Se puede limpiar la carbonilla del motor?

Sí, se puede limpiar la carbonilla del motor. De hecho, cada 20.000 km aproximadamente es aconsejable descarbonizar el vehículo para eliminar todo el residuo acumulado. ¿Y cómo limpiar la carbonilla del motor? La solución más fiable son los sistemas de gas OxiHidrógeno que penetran por los circuitos de entrada con el motor en marcha. Este procedimiento dura una hora y con ello la carbonilla se despega, saliendo eliminada por el tubo de escape. Otras alternativas pueden ser aspiradoras especiales para la carbonilla o aerosoles que terminen definitivamente con ella.

Para aquellos entendidos en coches, pueden desmontar las piezas dañadas y limpiarlas a mano o con un aparato de ultrasonidos. Para ello se necesita invertir bastante tiempo, pero los resultados suelen ser óptimos. Otros aconsejan limpiar la carbonilla con productos químicos que se introducen con dispositivos, pero no lo recomendamos. Esto es porque estarías introduciendo sustancias corrosivas en el vehículo que podrían perjudicar el sistema motor y contaminar medioambientalmente. Para no complicarte, lo más sensato es llevar tu coche a tu taller más cercano Confortauto. Grandes profesionales y expertos en mecánica estarán a tu disposición para limpiar todas las piezas dañadas por ti.

Cuidado con las falsas creencias. Y es que una de las acciones que más se hace es dar potentes acelerones, especialmente al ir por ciudad. Esta es una práctica con efectos dañinos para el motor y el resto de elementos mecánicos del automóvil.

quemaduras del tubo de escape

Conclusión

Para terminar, hay que recordar que un mantenimiento previo y rutinario es lo mejor para la salud de nuestro coche. De esta manera estaremos facilitando que nuestro vehículo pase la ITV y estaremos previniendo averías indeseadas y muy costosas.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Historia de Goodyear

Historia de Goodyear: descubre más sobre la marca del pie alado

Como especialistas en neumáticos, en Confortauto nos gusta conocer a fondo todos las empresas que ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *