Cómo limpiar las llantas del coche: descubre las mejores claves

¿Cómo limpiar las llantas del coche para que queden como nuevas? En Confortauto, sabemos que esto no es tan fácil como puede parecer. Hay que tener en cuenta que las ruedas son las partes del vehículo que más suciedad acumulan. Cuando llueve o pasamos por encima de un charco, las salpicaduras caen primero en las ruedas y las llantas. Mantenerlas limpias, en algunos momentos, puede resultar complicado.

Además, has de tener en cuenta algunos factores, como el origen de la suciedad, para lograr que el resultado sea óptimo. Para tener las llantas en buen estado, es necesaria una limpieza frecuente. Con un cuidado especial, podremos lograr los mejores resultados. Por eso, vamos a explicar paso a paso qué tenemos que hacer para que las llantas de nuestros vehículos ofrezcan la mejor imagen posible.

Cómo limpiar las llantas del coche

Diferencias entre las ruedas traseras y delanteras

Antes de explicar cómo se pueden limpiar las llantas del coche, conviene considerar algunos aspectos. El primero es que las llantas delanteras suelen estar más sucias que las traseras. La explicación es bastante sencilla. Por un lado, el eje delantero suele acumular más suciedad del polvo de freno, ya que la potencia de frenado es mayor. Además, la inercia del coche hace que la suciedad alcance en primer lugar a la zona delantera.

Cómo limpiar las llantas del coche paso a paso

1. Prepara los productos

Para acabar con la suciedad más incrustada, es aconsejable que tengas a mano una pistola de agua a presión. También debes contar con un cubo de agua. En función del diseño de tus llantas, tendrás que utilizar un instrumento u otro. En algunos casos, es suficiente un cepillo. En otros, podemos necesitar una esponja. El tipo de cepillo dependerá de la forma que nos permita llegar mejor a todos los rincones.

No debemos olvidar también los detergentes y otros productos de limpieza. Hay algunos especiales que ayudan a cuidar el material. Es recomendable que uses guantes para proteger tus manos.

2. Limpia siempre en frío

Antes de empezar a limpiar las llantas, tenemos que asegurarnos de que están completamente frías. Es decir, no podemos hacerlo justo después de aparcar. El agua fría puede afectar a algunos elementos, como los discos de freno.

3. Evita la fuerza

También debes tener claro que no debes forzar nunca ningún elemento. Si no puedes llegar a algún rincón, es mejor dejarlo como está en lugar de forzar y que pueda romperse o estropearse. Hay que hacerlo suavemente para asegurarnos de que todos los elementos se mantienen en perfectas condiciones.

4. Usa agua, esponja y jabón

Para empezar a retirar la suciedad, es recomendable utilizar un poco de agua en las llantas. De ese modo, retiramos los restos más superficiales. A continuación, cogemos una esponja humedecida y la pasamos por las llantas. Para terminar, es importante pasar un paño para secar las ruedas y retirar los restos que hayan podido quedar de cualquier producto.

5. Limpiallantas: un producto específico para la limpieza

Un producto específico que ofrece buenos resultados es el limpiallantas. Lo puedes emplear para acabar con la suciedad de las ruedas. Solo tienes que aplicarlo en la zona sucia y dejar unos minutos (no más de 7) para que actúe. Para retirarlo, es aconsejable emplear una manguera con agua a presión. Eso sí, para evitar dañar las llantas, sería ideal alejar un poco la manguera. De ese modo, evitamos que se ejerza mucha presión. Si queda un poco de limpiador, se puede emplear agua y jabón para aclarar.

Cómo acabar con la suciedad más resistente

En ocasiones, es difícil eliminar los rastros de la suciedad incrustada en las llantas del coche. Eso sucede también cuando limpiamos otros lugares, como la cocina o, incluso, el cuarto de baño. En el caso de las llantas, el sistema de frenos ocasiona la aparición de esa suciedad tan resistente. El funcionamiento de los frenos genera unas partículas que proceden directamente del desgaste de los discos y del material con el que se forran las pastillas.

Con el paso del tiempo, esos restos se depositan en las llantas. El resultado es que estas van perdiendo su color y empiezan a adquirir un tono ocre. El problema se produce cuando intentamos limpiarlas con agua y jabón o desengrasante. En muchas ocasiones, no logramos eliminar toda la suciedad.

El secreto

El secreto para acabar con este tipo de suciedad más resistente es utilizar espuma para la limpieza de horno. No obstante, antes de hacerlo, es necesario limpiar las llantas de forma normal usando agua y jabón. Así quitaremos la suciedad más superficial. Al terminar, tendremos que secar las llantas. Finalmente, aplicamos la espuma y la dejamos actuar un par de minutos. Para retirar la espuma, utilizamos un paño seco. Al utilizar la espuma, debemos evitar rociar los neumáticos, puesto que la espuma es abrasiva y podríamos dañarlos.

Unos minutos de limpieza devolverán la imagen original a las ruedas de tu coche. Pero si tienes dudas sobre cómo limpiar las llantas del coche, es recomendable que consultes a expertos, por ejemplo, si has comprado neumáticos online en confortauto.com y te vas a pasar por uno de nuestros talleres para que te realicen la instalación puedes preguntar tus dudas a nuestros profesionales altamente cualificados.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

neumáticos para coches eléctricos

Neumáticos para coches eléctricos: ¿tienen alguna característica especial?

En Confortauto somos especialistas en neumáticos. Para nuestra compañía, la adaptación de la tecnología al ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *