Cómo pulir los faros del coche: todas las claves

Suciedad, insectos, roces, condiciones climatológicas, paso del tiempo… Estos son algunos de los aspectos que influyen en el mal funcionamiento de los faros del automóvil. Y es que con solo el paso del tiempo, los faros de nuestro vehículo pierden eficacia y luminosidad. En Confortauto te contamos cómo pulir los faros del coche de manera sencilla para tenerlos en un estado óptimo.

Cómo pulir los faros del coche

¿Qué son y cuál es su principal función?

Son una de las piezas más importantes del coche, ya que se encargan de proporcionar visibilidad, especialmente de noche. Y es que contar con faros en buen estado no es solo una cuestión estética, ya que también afecta a nuestra seguridad y a la del resto de usuarios. Se trata por tanto, de un elemento de seguridad imprescindible en el automóvil. Además, son los encargados de avisar a los demás vehículos de nuestra presencia y movimientos en la carretera. Es por ello que se deben mantener en el mejor estado posible. Esto nos ayudará a evitar accidentes al no disminuir su eficacia por el desgaste con el paso de los años.

¿Cuándo hay que hacerlo?

Saber cuándo y cómo pulir los faros del coche es básico. Aunque descubrir cómo se han dañado puede ser un poco difícil, hay varios aspectos que nos pueden ayudar. Por ejemplo, uno de ellos puede ser la pérdida de transparencia de la cubierta de los faros. Si vemos grietas o roturas del cristal también pueden ser síntomas de un claro deterioro. De todos modos, tendremos que estar atentos principalmente a dos causas: bombillas e inclemencias meteorológicas.

Usar bombillas con demasiada potencia puede provocar daños en los faros. Además, si utilizamos luces superiores a las recomendadas también podremos estar poniendo en riesgo esta parte del automóvil. Con ello se aumenta el desgaste en la parte interna del policarbonato, dando como resultado que se queme y se vuelva de tono blanquecino. Como consecuencia, nuestro vehículo estará perdiendo efectividad en la iluminación

Asimismo, es necesario estar pendientes de las condiciones climatológicas más extremas. Y es que podemos sufrir los mal llamados ‘cristales de los faros’. Se trata de un efecto que ocurre con la combinación del paso del tiempo y una excesiva exposición al sol. Los rayos solares pueden quemar la parte exterior, que tiene un compuesto de policarbonato.

¿Cómo se lleva a cabo?

La primera solución que nos viene a la cabeza es comprar unos nuevos o reemplazarlos. Pero si supieras cómo pulir los faros del coche de forma económica y sencilla te ahorrarías muchos problemas. Te recomendamos adquirir un kit para pulir, pues incorpora todos los materiales necesarios para llevar a cabo todo el proceso. Es una opción más rápida y puedes obtenerlo en los talleres Confortauto.

El primer paso será limpiar los faros a fondo con un paño húmedo, agua y jabón. Una vez los tengamos impolutos solo tendremos que seguir estos pasos:

  • Cubrir los bordes de los faros con cinta para evitar dañar la carrocería.
  • Eliminar toda la suciedad y arañazos mediante las lijas del kit de pulimento. Para un acabado perfecto, se recomienda usar lijas progresivas.
  • Lijar siempre en la misma dirección.
  • Aplicar el líquido del kit de pulimento y dejar que actúe unos minutos.
  • Volver a limpiar con agua y jabón.

Existen medios alternativos más caseros en los que se utilizan pasta de dientes u otras sustancias. Pero no los aconsejamos, ya que se obtienen peores acabados al no usar herramientas especializadas. Siguiendo las instrucciones anteriores de cómo pulir los faros del coche se quedarán como nuevos. Lo mejor es que no hace falta tener conocimientos específicos o técnicos.

Limpiar los faros del coche a fondo

¿Por qué hacerlo?

Los faros del coche van perdiendo su luminosidad poco a poco. Aunque no se note a simple vista, estos van alumbrando menos conforme pasa el tiempo. Una situación que puede ser peligrosa para la seguridad del conductor y de los demás. No hay que olvidar que la visión del coche es más del 80% de la conducción. Por tanto, necesitamos poder divisar y detectar cualquier vía, así como cualquier anomalía e imprevisto que podamos encontrar en ella.

Además, al acudir a la revisión de la ITV, si los faros no funcionan bien, puede que el resultado no sea satisfactorio. Unos faros demasiado deteriorados son una razón más que suficiente para denegar la aprobación de la inspección técnica del vehículo. Y es que el sistema de iluminación del automóvil debe estar en perfecto estado para que podamos seguir circulando.

Resumen

Conocer cómo pulir los faros del coche es imprescindible para nuestra seguridad. Garantizando un buen mantenimiento de nuestros faros podremos cumplir con su principal misión: alumbrar todo tipo de vías. Hay que tener en cuenta que el paso del tiempo pasa factura y los faros se vuelven amarillentos y pierden transparencia y eficacia. Cuando esto ocurre, es necesario saber lo que hay que hacer para que vuelvan a ser 100% funcionales. Con estas recomendaciones de Confortauto podremos lograr buenos resultados para volver a recuperar toda la luminosidad. Es un proceso poco costoso al no tener que realizarse todos los años.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

de qué depende la deriva del neumático de un camión

De qué depende la deriva del neumático de un camión: claves

A la hora de elegir un neumático se deben tener en cuenta varios aspectos para ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *