¿Es seguro vulcanizar un neumático? Todo lo que debes saber

En este nuevo artículo de Confortauto te contamos si es seguro vulcanizar un neumático. Hay que saber que la vulcanización de un neumático es un proceso que tiene más de 150 años de invención. Además, fue lo que en un principio permitió la fabricación masiva para dar respuesta a la alta demanda existente. Y es que los neumáticos son utilizados desde coches, hasta aviones, pasando por camiones, tractores, máquinas… En definitiva, todo tipo de medios que necesitan de una movilidad flexible, resistente y segura.

Es seguro vulcanizar un neumático

¿Qué significa vulcanizar un neumático?

Cuando la banda de rodadura de una rueda tiene poros, ralladuras o deterioros se aplica una banda de rodadura de caucho nueva. Todo a través de un complejo proceso que conlleva raspar, vulcanizar y fijar. Así, la vulcanización es el proceso de instalar una banda de rodadura nueva a la rueda, dando como resultado una superficie completamente lisa. Para ello se utiliza alta presión y temperatura.

El objetivo final es dar una nueva vida a las ruedas utilizando neumáticos recauchutados. Es decir, las cubiertas usadas son reacondicionadas para volver a ser utilizadas, cambiando así la banda de rodadura gastada. De este modo, se aprovecha la carcasa, que sigue en óptimas condiciones. Lo indispensable para poder obtener este tipo de neumáticos es tener una carcasa en buen estado. De lo contrario, no podremos reutilizar una rueda. Puedes ver todas las ventajas de los neumáticos recauchutados en este artículo.

¿Es seguro vulcanizar un neumático?

Sí, es seguro vulcanizar un neumático. Es uno de los procedimientos más eficientes, económicos y seguros para optimizar, mejorar o reparar posibles daños en la superficie de una cubierta. Desde su invención, todo tipo de fabricantes han ido adaptando y mejorando los procesos de elaboración, creando productos más grandes y económicos. Actualmente, es muy usado para reparar miles de ruedas diariamente.

Cabe destacar que, antes de iniciar la tarea de vulcanizado, se emplean controles de calidad para revisar que no haya problemas con la carcasa. Una vez realizados los tests, si son positivos, se procede a recauchutar el neumático. Es la fase en la que la goma recupera las propiedades perdidas con el paso del tiempo y los kilómetros.

¿Cómo funciona la vulcanización de neumáticos?

Este procedimiento de gran durabilidad funciona de una manera simple y eficaz. Pero lo primero que tenemos que tener en cuenta es el origen de su materia prima: el caucho. Procedente de la savia del árbol, este material en estado natural es pegajoso, gomoso e inconsistente. Entre sus propiedades está lo fácil de manipular, siendo su punto de fusión relativamente bajo. Sin embargo, al mezclarlo con azufre, este se transforma en un material muy resistente y elástico a la vez. Estas propiedades adquiridas por el caucho vulcanizado le permiten absorber impactos pero con una capacidad que impide deformarse. Así, tanto el peso como los impactos son absorbidos y distribuidos proporcionalmente para ofrecer una conducción segura y eficiente.

Aunque la vulcanización del caucho se utiliza para crear todo tipo de productos, en la automoción lo más usual es la producción de neumáticos. De este modo, esta industria utiliza el vulcanizado con dos objetivos: producir y reparar neumáticos.

La vulcanización para producir neumáticos

Como ya hemos comentado, es seguro vulcanizar un neumático. De hecho, este proceso es el pilar esencial de la producción de cubiertas. Para ello se someten a vulcanización, tanto al poliisopreno, el caucho natural, como al caucho estireno-butadieno (SBR). Un proceso que se realiza bajo una temperatura superior a 170ºC y una presión determinada durante un tiempo concreto.

Al final, se obtiene una goma base moldeable en distintas formas que al enfriarse se solidifica en lo que actualmente es el neumático. Además, la mezcla de la goma base con textiles, mallas aceradas y otras sustancias químicas o físicas son usadas para modificar sus propiedades. Asimismo, dependiendo del tipo de cubierta que se busque solo hace falta cambiar las proporciones de la goma base y los distintos procedimientos.

La vulcanización para reparar neumáticos

Usar la vulcanización para la reparación de neumáticos es una operación que se realiza desde hace muchos años. Es la manera más eficiente, económica, fácil y rápida de reparar la superficie de una cubierta. Y con todas las garantías de seguridad.

Cuando la superficie de un neumático está deteriorada puede producirse una bajada de la presión de aire del interior de la cámara. Al ser incapaz de mantener una presión estable, se necesita una solución para tapar la salida de aire al exterior, sellando así la fuga. En este caso, el proceso consiste en fundir un elemento de neumático virgen sobre el agujero. Este sellado se realiza en el borde interior de la banda de rodadura, siguiendo estos pasos:

  • Evaluación previa del neumático: se revisa el estado de la banda de rodadura y se comprueba si el daño a la estructura es grave. Si la perforación es profunda, extensa o con una forma indeterminada que compromete la seguridad del neumático se descarta su reparación. Aquí la alternativa sería comprar neumáticos nuevos.
  • Extracción de los objetos que han producido el incidente: ya sean clavos, trozos de cristal, astillas u otro elemento que esté incrustado en la cubierta debe ser eliminados.
  • Conversión rugosa de la superficie: para tener un mayor agarre se utiliza una herramienta de desbastado que rompe la superficie haciéndola más rugosa.
  • Aplicación de polímeros de resina: al reaccionar con el neumático se convierten en un adhesivo muy poderoso.
  • Adhesión de una pieza de caucho: en el área dañada se superpone un nuevo trozo de caucho de un calibre determinado.
  • Fusión de todos los elementos: la pieza añadida se funde dentro de la superficie mediante una fuente de calor, ya sea de fricción o química, creando un único producto.

Creación de un producto reparado y seguro: el resultado final es una nueva zona que evita que la cámara pierda aire y, por tanto, presión. Todo ello sin poner en riesgo la seguridad del neumático. De hecho, dentro de nuestro catálogo de neumáticos online baratos en confortauto.com podrás disfrutar de modelos recauchutados, pues contamos con marcas especialistas en este tipo de modelos.

Los neumáticos vulcanizados son seguros

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

fusibles del coche

Fusibles del coche: todas las claves

¿Sabías que el funcionamiento de las luces, los elevalunas, el airbag o el aire acondicionado ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *