Fusibles del coche: todas las claves

¿Sabías que el funcionamiento de las luces, los elevalunas, el airbag o el aire acondicionado depende de los fusibles? Y es que estos pequeños elementos son clave para poner en marcha ciertas partes de nuestros vehículos. Los fusibles del coche son, por tanto, los encargados de que los componentes electrónicos del automóvil operen con seguridad. Sigue leyendo y descubre con Confortauto todo sobre estos dispositivos, que no puedes perder de vista.

Cambiar fusibles del coche

¿Qué son los fusibles del coche?

Todos los vehículos, tengan el motor que tengan, cuentan con una instalación eléctrica que da soporte a partes como la iluminación, el sistema multimedia, etc. Y los fusibles del coche son una parte fundamental de este proceso. De hecho, la parte electrónica está cobrando cada vez más importancia en el sector de la automoción. 

Estas diminutas piezas sirven para proteger los sistemas eléctricos, siendo su función básica la de fundirse, de ahí su nombre. Básicamente son un punto de paso de corriente, por lo que si existiera una sobretensión dejarían de funcionar para evitar males mayores. Así, todos los mecanismos importantes de nuestro automóvil que puedan sufrir daños quedan a salvo. Hablamos, por tanto, de pequeños dispositivos de seguridad que protegen todo el sistema eléctrico y electrónico, frente a posibles amenazas.

Los fusibles son de metal y están recubiertos de plástico, y pueden ser de diversos colores a los que se les apareja un número. Este es el indicador de los amperios que pueden llegar a soportar. Los hay desde los 5 amperios para los sensores de aparcamiento, alarma, claxon…; hasta los 40 para el motor de arranque, climatizador o elevalunas. Y es que cuanto más potente sea la pieza a salvaguardar, mayor será la intensidad que aguantará el fusible. Asimismo, estos pueden operar de forma independiente o en grupo, pudiendo proteger a uno o varios mecanismos a la vez. Recuerda que los amperios son la unidad de medida de la intensidad de la corriente eléctrica.

¿Cómo saber si un fusible está fundido?

Saber si un fusible está fundido es muy fácil, ya que estos van enlazados a un componente concreto dentro del sistema eléctrico y electrónico del vehículo. El uso de estos diferentes elementos del coche, como la iluminación, la radio, etc. te dará las claves de si funciona o no correctamente. También se puede dar el caso de que una pieza esté dañada y no seamos conscientes a simple vista. En estos casos tendremos que ir directamente a la caja de fusibles.

Aunque los fusibles son un elemento de protección, su avería puede indicar que existe un problema mayor en el automóvil. No hay que olvidar que para que esto ocurra ha tenido que haber una subida de tensión. De este modo, hay que ser conscientes de que la solución no solo podría pasar por sustituirlos. Por ello es de suma importancia conocer el lugar en el que se encuentra la caja o cajas de fusibles.

¿Cómo cambiar un fusible del coche?

Hay que tener en cuenta que cada automóvil tiene unas características, por lo que estará configurado de una manera concreta. De esta forma, podremos encontrar coches con una o hasta dos cajas de fusibles con distribuciones diferentes. Algunas están bajo el volante, otras ocultas entre el salpicadero y la puerta del conductor o en algún sitio elevado. Para localizarlas, solo tendremos que ver el manual del vehículo. Allí podremos localizar el lugar exacto de cada fusible y saber a qué sistema electrónico está vinculado. Así, si cualquiera de ellos se funde podremos actuar rápidamente para sustituirlo o averiguar qué ocurre.

Por seguridad, para cambiar un fusible es muy aconsejable que el vehículo esté apagado y sin el contacto puesto. Después habrá que localizar la caja de fusibles y actuar de la siguiente forma:

  1. Abre la caja: para ello retira la tapa de plástico que normalmente está encajada a presión.
  2. Encuentra el fusible dañado: puedes ayudarte del libro de mantenimiento, así como de pequeñas linternas o dispositivos luminosos para buscar el fusible fundido.
  3. Retíralo de su lugar: existen pinzas especiales para llevar a cabo esta tarea. Incluso algunos coches las incluyen en su propia caja. Si no fuera el caso, se puede hacer con la mano, ya que la parte superior es de plástico y no nos dará problemas.
  4. Coloca el nuevo fusible: con cuidado, introduce correctamente el fusible de idénticas características en la misma posición dejada por el dañado.
  5. Cierra la caja de protección: una vez realizados todos estos pasos vuelve a fijar la tapa de plástico de la caja.
  6. Comprueba el funcionamiento del fusible: como último paso es conveniente revisar que el fusible añadido funciona bien.  

Diferentes tipos de fusibles

Conclusiones

Sustituir fusibles del coche es una tarea muy fácil que puede hacer cualquier persona. Y aunque no llevar recambios en el coche no es sancionable, sí es recomendable. Ten en cuenta que alguno de ellos puede hacer que tus luces no funcionen correctamente, con la consiguiente multa. Así, junto a las bombillas de repuesto es bueno contar con una caja de fusibles de recambio. Las puedes comprar por muy poco dinero en packs de ocho o diez unidades.

Si al llevar a cabo todos estos pasos no conseguimos solucionar el problema, tendremos que acudir a un profesional, ya que el problema puede ser mayor. En Confortauto contamos con 750 centros en España y Portugal, que ofrecen un servicio de calidad superior. Y todo gracias a un equipo humano altamente cualificado y a un sistema de trabajo cuya calidad está avalada internacionalmente. Además, indicando su código postal los clientes pueden localizar su taller de confianza más cercano de manera fácil y rápida.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Es seguro vulcanizar un neumático

¿Es seguro vulcanizar un neumático? Todo lo que debes saber

En este nuevo artículo de Confortauto te contamos si es seguro vulcanizar un neumático. Hay ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *