Cómo cambiar escobillas del limpiaparabrisas: ¿por qué es importante?

Contar con unas buenas escobillas del limpiaparabrisas es esencial para una conducción segura. Tenerlas en un estado óptimo es fundamental para ver correctamente la carretera. Y es que son los elementos que limpian la luna del coche, garantizando una visibilidad excepcional. Saber cómo cambiar escobillas del limpiaparabrisas es una operación de mantenimiento muy sencilla. La puede realizar uno mismo en muy poco tiempo. Es un proceso rápido y fácil con un bajo coste.

Esta vez, en Confortauto te contamos la importancia de cambiar periódicamente las escobillas. Asimismo, podrás descubrir la mejor manera de hacerlo y la importancia que tienen. No olvides que se trata de un elemento de protección de la llamada ‘seguridad pasiva’ de los vehículos. 

Cómo cambiar escobillas del limpiaparabrisas

¿Qué importancia tienen?

Las escobillas del limpiaparabrisas se encargan de limpiar el cristal del parabrisas cuando llueve o está sucio. Es decir, son elementos que proporcionan al conductor una completa visibilidad de la vía. Tener en mal estado las escobillas puede rayar la luna del vehículo, jugando en contra de tu seguridad. Además, su sustitución tiene un coste bajo, mientras que cambiar el cristal es bastante más elevado. Así, son una pieza de seguridad muy importante en el automóvil, que se pueden cambiar rápidamente. 

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiarlas?

Se recomienda cambiar las escobillas del limpiaparabrisas una vez al año para un excelente rendimiento. Asimismo, su duración dependerá de las condiciones climáticas y del mantenimiento que cada usuario realice. Y es que son varios factores los que pueden incidir en su mal estado. Por ejemplo, las escobillas se desgastan por su exposición al sol o cuando tienen un uso excesivo. La suciedad acumulada por los insectos o el polvo también influye en su deterioro.

¿Cómo saber si hay que sustituirlas?

Para detectar una posible sustitución de las escobillas del limpiaparabrisas existen varias señales a tener en cuenta. La primera de ellas es realizar un barrido. Si no es uniforme, es un posible signo de que necesitas cambiarlas por otras nuevas. De igual manera, si llevas a cabo una limpieza y hacen un ruido chirriante es otra señal de cambio. Algunos modelos de limpiaparabrisas incluso incorporan un indicador de desgaste. Con él se permite detectar fácilmente posibles problemas en su funcionamiento.

Pasos para cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

Si necesitas cambiar las escobillas del limpiaparabrisas no tienes que preocuparte de nada. Lo primero es buscar un modelo de escobilla igual al que ya tienes. Y si no lo encuentras, que sea lo más parecido posible. Hay que saber que no todos los modelos sirven para todos los limpiaparabrisas. Si no sabes cuál elegir, en Confortauto contamos con los productos más competitivos y al mejor precio. Además, podrás encontrar el asesoramiento que necesitas.

Si ya tienes tu modelo seleccionado, solo tendrás que seguir estos pasos:

  • Levanta el brazo del limpiaparabrisas separándolo de la superficie del cristal.
  • Presiona el clip que une la escobilla con el brazo del limpiaparabrisas.
  • Mantén sujeto el brazo del limpiaparabrisas para evitar que golpee el cristal.
  • Coloca la nueva escobilla en la misma posición que estaba la anterior hasta escuchar un clic.

La importancia de cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

¿Qué marca elegir?

No todas las marcas son compatibles con tu vehículo, ya que las hay con diferentes tamaños y formas. Tampoco existe una marca que sea mejor o peor. La única diferencia es el precio y su forma de colocación. Normalmente las escobillas vienen preparadas para colocarse directamente o con conectores de distintos tamaños. 

Resumen

¿Sabías que el 90% de la información que se percibe al volante es a través de la vista? Conocer cómo cambiar escobillas del limpiaparabrisas es fundamental para la seguridad vial. Son un elemento indispensable para mantener limpia la luna del coche. Con esto se proporciona al conductor una gran visibilidad. Y se gana así en capacidad de reacción ante cualquier imprevisto en la carretera.

Para aumentar la seguridad al volante es recomendable sustituirlas de forma periódica con el fin de mantener el coche en óptimas condiciones. Es una tarea rápida, sencilla y económica. En caso de no hacerlo, nos arriesgamos a rayar el parabrisas o a deteriorar otra pieza. Esto podría generar un coste bastante más elevado al tener que realizar una reparación mayor en el vehículo.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Luces de emergencia V16

Luces de emergencia V16. Todo lo que debes saber

Cuando circulamos siempre tenemos que estar previstos de los correctos sistemas de seguridad y señalización. ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *