Cómo regular la altura de los faros: consejos e importancia

Cómo regular la altura de los faros es una pregunta que merece la pena responder. Al fin y al cabo, estos elementos son de vital importancia para la seguridad en la carretera. Si no se encuentran en perfecto estado, tarde o temprano te encontrarás con problemas. Así que, desde Confortauto, te ofrecemos una serie de consejos para cuidarlos.

Cómo regular la altura de los faros

¿Por qué es importante regular las luces del coche?

La principal razón reside en garantizar la correcta visibilidad en todo momento. Ya sea durante la noche, o bajo condiciones meteorológicas negativas, necesitas conocer el estado de la carretera sin importar las circunstancias. Si no ves al resto de conductores o un posible obstáculo frente a ti, acabarás por sufrir un accidente u otras complicaciones.

La altura a la que se encuentran las luces afecta a la visibilidad. Si estas son demasiado bajas, iluminarán un tramo reducido de la carretera. Esto solo contribuirá a limitar tu campo de visión e impedirá una reacción rápida. En caso de que sean muy altas, deslumbrarás a los conductores que vienen hacia ti y no podrás ver lo que hay debajo del haz de luz.

Por tanto, es fundamental para tu seguridad y la del resto de conductores tener unas luces ajustadas. Tu visión es el sentido más importante en carretera. En función de lo que observes, tendrás que reaccionar de una forma u otra. Esto te permite anticiparte a los acontecimientos, algo vital para evitar choques o pérdidas de control del vehículo.

Pasos para regular la altura de las luces de un coche

A la hora de regular la altura de los faros, te recomendamos que mantengas el vehículo sobre un firme nivelado. Esto evitará que se produzcan desajustes a lo largo del proceso. Además, la pared de enfrente debe ser lisa para comprobar los ajustes que se están llevando a cabo. De este modo, se garantiza que se consigan unos resultados exitosos.

1º. Colocar el coche

Empezamos colocando el coche a 30 centímetros de la pared y encendemos los faros. Medimos la distancia del centro de las luces al suelo. Luego pegamos una cinta adhesiva formando una T, la cual indicará el centro de los focos. Tras esto, colocamos el vehículo a 5 o 10 metros de distancia respecto de la posición inicial, lo que nos permite verificar cómo cambia la luz.

2º. Correcciones

Con el coche a una separación mayor, colocamos otra cinta adhesiva en posición horizontal. Es necesario calcular la distancia a la primera según marque el ángulo de inclinación del faro y la que hay respecto a la pared. Si obtenemos una inclinación de 1,2 grados a 10 metros, la línea de comprobación debe marcarse a 12 centímetros por debajo de la primera.

En caso de que la distancia sea de 5 metros, y manteniendo la misma inclinación, colocamos la línea de corrección 6 centímetros por debajo. De esta forma, obtenemos unas indicaciones de gran utilidad para empezar a regular los faros.

3º. Comprobar con un encendido de los faros y ajustes

A una distancia de 10 metros, el cono de luz debe situarse a la altura de la línea de corrección horizontal. El haz de luz principal se colocará entre las dos líneas verticales que también se han marcado. En función de estas indicaciones, podemos empezar a ajustar los faros. Dicha acción se lleva a cabo girando los tornillos de regulación situados encima de las luces, para lo que tendremos que abrir el capó.

Hay dos tornillos que debemos manipular para realizar los cambios. Uno de ellos ajusta la altura de las luces y el otro la inclinación horizontal. Así, podemos efectuar los ajustes pertinentes en función de la situación del vehículo.

Consejos para mantener los faros alineados

Con una serie de buenas prácticas, puedes mantener tus faros alineados y en buen estado durante más tiempo. Para empezar, procura no sobrecargar el vehículo. Demasiada carga en la parte trasera provocará que la delantera baje, lo que supondrá una pérdida de alineamiento. Recuerda que en estas circunstancias el tramo de carretera que puedes ver se acorta.

Junto a esto, trata de que el morro del vehículo no choque accidentalmente contra un bordillo o una farola. Un golpe leve podría provocar un desalineamiento, el cual tardarías en reconocer. Solo debes tener cuidado al aparcar el coche y no realizar maniobras bruscas que te lleven a estas situaciones.

Por último, es posible que una mala instalación provoque una alineación incorrecta. Si notas algo extraño o que las luces apuntan en la dirección incorrecta, acude a tu taller de confianza Confortauto. De esta manera, te ahorrarás más de un problema.

En definitiva, ahora ya sabes cómo regular la altura de los faros de tu vehículo. Desde Confortauto recomendamos revisar estos elementos con frecuencia. Son vitales para garantizar tu seguridad en carretera, así que mantente alerta y préstales la atención que merecen.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Spray para las ruedas para la nieve

Spray para las ruedas para la nieve: ¿para qué es?

Para conducir seguros en climas muy fríos lo más recomendable es montar cubiertas de invierno ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *