Profundidad mínima de los neumáticos: descubre el límite legal, límite de seguridad y mucho más

¿Conoces cuál es la profundidad mínima de los neumáticos? ¿Sabes el tamaño mínimo que debe tener el dibujo de las cubiertas de verano e invierno? Circular con neumáticos desgastados aumenta el riesgo de sufrir accidentes. Es por ello que en Confortauto te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la normativa vigente en seguridad vial. Y es que conducir en superficies irregulares o en circunstancias adversas podría jugar una mala pasada a tus neumáticos.

Revísalos y si están en mal estado cámbialos de inmediato. En nuestra web encontrarás una gran variedad de modelos para todos los vehículos, como por ejemplo, de nuestros neumáticos baratos para coche en confortauto.com. Entre sus marcas podrás encontrar modelos con diferentes profundidades, que te ofrecerán una gran garantía de seguridad en tus desplazamientos.

Profundidad minima neumaticos

Profundidad mínima legal de los neumáticos

Según las estadísticas, muy pocos usuarios y usuarias conocen cómo se encuentran los neumáticos de su automóvil. Además, muchos desconocen la normativa en cuanto al mínimo de profundidad requerido para poder circular correcta y legalmente. A continuación te detallamos todas las claves que necesitas saber para conducir con seguridad y sin incumplir la ley. 

La normativa dice que la profundidad mínima de los neumáticos es de 1,6 milímetros. Y debes saber que circular por debajo de este límite legal conlleva una multa de hasta 200 euros. Incluso si se verifica que el desgaste del neumático es grave, se podría proceder a la inmovilización del coche. Aún así, nunca hay que llegar a este punto y siempre aconsejamos sustituirlos antes de alcanzar los 3 mm. Es decir, no conducir con cubiertas que superen este límite de seguridad recomendado.

Asimismo, hay que tener en cuenta las variaciones según la estación en la que nos encontremos. De este modo, en los neumáticos de verano lo recomendable es tener al menos 3 mm de profundidad. Por su parte, en los neumáticos de invierno lo deseable es que como mínimo existan 4 mm.

¿Por qué es importante la profundidad de los neumáticos?

Los neumáticos son uno de los elementos de seguridad activa más importantes en un vehículo, por lo que deben ser revisados con regularidad. Y es que las cubiertas de nuestro coche son el único punto de contacto con la carretera. Es por ello que debemos tomar todas las precauciones posibles. Cabe destacar, que un neumático con una profundidad de dibujo entre 8 y 4 mm es sinónimo de seguridad. Por debajo de esta medida su capacidad para evacuar agua se reduce de manera drástica. Con ello también se aumenta la posibilidad de sufrir accidentes. Por ejemplo, una cubierta desgastada en una frenada en mojado a 80 km/h necesitaría hasta 18,6 metros más de distancia para detenerse.

¿Cómo comprobar el estado de los neumáticos?

Cada vez más, el sector de la automoción incluye testigos avisadores en los neumáticos para avisar de su estado, haciendo fácil a cualquier usuario saber si han alcanzado la profundidad mínima de los neumáticos. Pero si aún no dispones de este tipo de sistemas, no te preocupes. Para no poner en peligro tu seguridad y la de los demás, antes de iniciar cualquier desplazamiento debes seguir estas recomendaciones:

1. Revisar la presión de los neumáticos

Siempre hay que seguir las recomendaciones marcadas por cada fabricante del vehículo y hacerlo siempre cuando los neumáticos estén fríos. En época de vacaciones, si el coche va a circular con ocupantes y mucho equipaje es aconsejable aumentar la presión según indique el fabricante.

2. Comprobar el dibujo de los neumáticos

Como hemos comentado anteriormente, la profundidad mínima de neumáticos que establece la ley es de 1,6 mm. Pero desde el punto de vista de la seguridad, lo ideal sería cambiarlos cuando sea inferior a 3 mm. 

3. Cambiar de inmediato neumáticos con cualquier tipo de anomalía

Si al inspeccionar nuestros neumáticos encontramos algún daño como cortes, deformaciones u otros signos de desgaste, habrá que sustituirlos urgentemente, aunque no hayas alcanzado la profundidad mínima de los neumáticos. 

4. Realizar un equilibrado y la alineación

Mantener estos aspectos en orden ayuda a mejorar la trayectoria establecida del coche, evitando esas molestas vibraciones al conducir.

5. No olvidar la rueda de repuesto

Es la gran olvidada, pero también necesita sus revisiones. La presión de la rueda de repuesto necesita estar en óptimas condiciones. Este neumático siempre tiene que estar listo ante cualquier imprevisto que pueda surgir en carretera. 

6. Acude a tu taller de confianza Confortauto

Ante cualquier duda, lo mejor es acudir a un taller legal y especializado para que realice un adecuado mantenimiento de los neumáticos. En Confortauto contamos con una red de más de 700 talleres en España y Portugal para garantizar una circulación segura.

Consecuencias y problemas de seguridad

Es fundamental que los conductores tomemos conciencia del peligro que supone conducir con neumáticos en mal estado. Y es que una de las principales consecuencias es el incremento de la distancia de frenado. Como consecuencia, también aumenta la resistencia a la rodadura, así como el consumo de combustible. Además, en circunstancias extremas en las que impera una climatología adversa se podrían producir frenadas más largas y riesgo de aquaplaning. Es decir, la pérdida total o parcial de contacto con el suelo con la consiguiente pérdida de control del vehículo. Todo es debido a la imposibilidad del neumático para evacuar el agua que se encuentra sobre la superficie.

La importante función del dibujo

¿Cómo puede suceder este tipo de problemas? La respuesta está en el tamaño de la superficie de contacto de un neumático con la carretera. Es lo que llamamos huella de contacto, y su tamaño se asemeja más o menos al de una postal. Esto nos demuestra lo pequeña que es esta superficie y lo importante que es la profundidad del dibujo. Y es que cuanto más desgastado está un neumático más fácil es sufrir aquaplaning o accidentes por alcance.

El dibujo de los neumáticos tiene una serie de características que son claves para nuestra seguridad. Entre sus funciones está proporcionar la resistencia a la rodadura, lo que afecta al consumo de carburante. Además, también tiene que ver con el agarre a la vía. El diseño del dibujo de la banda de rodadura es lo que hace que un coche tenga mayor o menor adherencia a la carretera. Así, los de mayor calificación en resistencia y los más ecológicos serán los que consigan gastar menos combustible. Por último hay que tener en cuenta el ruido de rodadura, que se mide en decibelios (dB). Los niveles más altos están entre 72 y 76 dB y los más bajos entre 67 y 71 dB. Estos últimos son los que ofrecen mayor comodidad a la hora de conducir. Puedes ver las características e indicaciones de cada neumático en la nueva etiqueta europea.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

freno motor

¿Cómo utilizar de manera correcta el freno motor?

El freno motor no es un componente mecánico de tu vehículo, sino más bien un concepto que, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *