La distancia de frenado: ¿Qué es? Consideraciones de seguridad

La distancia de frenado es el trayecto que recorre el vehículo desde la pisada del freno hasta su total detención. No hay que confundirla con la distancia de reacción, ya que esta tiene otro significado. La distancia de reacción es el tramo que recorre el coche hasta que el conductor percibe que debe frenar. Este tiempo de reacción suele ser de 0,5 a 2 segundos dependiendo del conductor y de su estado. Así, si sumamos la distancia de reacción con la distancia de frenado, esta aumentará considerablemente.  

Otro factor clave es la distancia de seguridad que mantenemos con el automóvil que circula por delante. Asimismo, hay que tener en cuenta la velocidad a la que circulamos. Respetar las normas de circulación y mantener una distancia de seguridad prudente es primordial para que la distancia de frenado sea la menor posible.

¿Cómo se calcula la distancia de frenado?

Para calcular la distancia de frenado hay que seguir una fórmula matemática con la que obtendremos el resultado exacto. De este modo habrá que elevar al cuadrado la velocidad de circulación, y esa cantidad se dividirá entre 180. Es decir, si conducimos a 120 km/h la distancia de detención será de 80 metros. Como ya hemos comentado, esta cifra también depende de las características del vehículo y de diversos elementos. Por ejemplo, al conducir con lluvia la distancia de frenado se multiplica por dos, siendo el doble de la normal.

¿Qué puede aumentar la distancia de frenado?

Esta distancia puede aumentar debido a factores como velocidad, masa del coche o condiciones de la carretera. Al ser condicionantes únicos para cada vehículo, impide que se pueda determinar con exactitud cuánto puede aumentar la distancia de frenado. Aún así, debemos ser conscientes de los siguientes factores para saber qué es lo que aumenta la distancia de frenado:

Velocidad

La velocidad a la que circulamos por una vía es el principal elemento a tener en cuenta. Y es que a mayor velocidad, mayor será la distancia de frenado.

Peso del coche

Como es sabido, cada automóvil tiene un tamaño y peso que afecta considerablemente a la distancia de frenado. Además, hay que añadir el peso de todos los ocupantes del habitáculo del vehículo, así como del equipaje del maletero.

Condiciones de la vía

Condicionantes externos como las características de la carretera pueden hacer variar la distancia de frenado. Asimismo, los diferentes elementos que podamos encontrarnos en cualquier vía por la que circulemos pueden también influir.

Mantenimiento del vehículo

Contar con un coche en óptimas condiciones es esencial para una conducción segura y sin riesgos. Si no quieres sobresaltos en tus trayectos, te aconsejamos pedir cita con antelación en tu taller Confortauto más cercano. Allí te atenderán expertos en mecánica para ofrecerte las soluciones y presupuesto que necesites sin compromiso.

Conductor

La experiencia de la persona que va al volante también es un factor determinante en cualquier situación. Y es que un conductor veterano tendrá más reflejos y experiencia que un conductor novel. Recuerda que el tiempo de reacción de un conductor es mucho menor por consumir bebidas alcohólicas y/o sustancias estupefacientes.

Neumáticos

Unos neumáticos en mal estado te pueden jugar una mala pasada. Revisar el desgaste de tus neumáticos de manera periódica te puede ayudar a conducir con más seguridad y a reducir la disancia de frenado. Si ves que necesitas un juego nuevo, no dudes en revisar nuestros neumáticos para coches en confortauto.com.

¿Cuánto se puede aumentar la distancia de frenado con hielo?

En condiciones con nieve o hielo hay que ser más prudentes porque la distancia de detención puede aumentar hasta diez veces. Realmente estamos ante situaciones de alto riesgo que no se les da la importancia que tienen. En nuestro país, al tener climas tan dispares por territorio, hay muchos conductores que no están acostumbrados a conducir así. Es por eso que al llegar el momento no están preparados y la mayoría de las veces no reaccionan correctamente.

Para evitar conducir bajo estas circunstancias recomendamos informarse de la previsión meteorológica antes de coger el automóvil. De este modo, estaremos prevenidos para actuar ante cualquier cambio en las condiciones climatológicas. Asimismo, será obligatorio provisionarse con cadenas de nieve para los neumáticos, así como tomar cualquier otra medida de seguridad adicional.

Distancia de frenado a 80 – 90 km/h

Circulando por cualquier vía siempre hay que guardar una distancia de seguridad con el coche de delante. Normalmente, si circulamos por carreteras convencionales la velocidad media es de 80 km/h. Siguiendo la fórmula anterior, obtendremos que la distancia de frenado a 80 – 90 km/h estará entre 60 y 70 metros. No hay que olvidar que con lluvia, hielo o nieve esta distancia aumentará considerablemente. Por ese motivo siempre se aconseja guardar una distancia prudente con el vehículo delantero. Si estuviéramos circulando solos por una vía, nunca hay que confiarse, y no deberíamos conducir a la máxima velocidad permitida. Y es que en caso de encontrar alguna anomalía o imprevisto en la calzada tendremos más tiempo para reaccionar. Esos pequeños segundos son los que pueden decidir la gravedad de un accidente y las consecuencias para sus ocupantes.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Cómo llevar la bici en el coche

¿Cómo llevar la bici en el coche? Consejos para las escapadas

Si eres un amante de las bicicletas y no puedes estar sin ellas en tus ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *