Síntomas de avería en la suspensión neumática ¿en qué te afecta?

Un vehículo está formado por una gran cantidad de dispositivos y componentes que, a veces, pueden resultarnos complicados de entender. Sin embargo, es fundamental conocer su funcionamiento y su estado. Por eso a continuación vamos a repasar los síntomas de una posible avería en la suspensión neumática, para darte a conocer más este sistema indispensable del coche.

¿Qué es el sistema de suspensión neumática?

La suspensión es clave para el funcionamiento del vehículo, ya que soporta la carga que el coche distribuye en cada eje. Se trata de un compresor de aire que se sirve de varias bolsas de aire en suspensión. Gracias a él se amortigua la presión recibida, y se evita trasladarla al resto de componentes del automóvil.

Aunque no lo veas, el compresor de aire es primordial para que puedas conducir de forma suave. Sin él, los giros y cambios de dirección serían mucho más bruscos, afectando considerablemente al bienestar de los pasajeros. De igual forma, es clave para la seguridad vial, por lo que es imprescindible que esté siempre en perfecto estado.

Síntomas de avería del sistema de suspensión neumática

Este dispositivo tiende a durar bastantes años, pero aun así es necesario que conozcas las señales de un mal funcionamiento. Para que las tengas claras, te las explicamos una por una.

Fuga de aire en una rueda

Si observas que una rueda pierde aire, puede significar que una de las balonas se ha deteriorado. Las balonas son fuelles que se sitúan cerca de los cuatro neumáticos. A veces pueden verse afectadas por golpes o cambios bruscos de temperatura, perjudicando al caucho y provocando la aparición de grietas.

Otro de los problemas que indica una fuga de aire es la perforación de uno de los sellos de goma. Se ubican en las vías de escape de los componentes que forman la suspensión neumática, por lo que son básicos para su funcionamiento. Al no estar presentes en una sola parte del sistema, es esencial revisarlo bien.

Luz de advertencia encendida

Si la luz de advertencia de la suspensión neumática está encendida en el panel del vehículo, interprétalo como una clara señal de alarma. Significa que el compresor no está aportando la cantidad de aire necesaria, ya sea por una avería de este elemento o por una fuga en una de las bolsas.

Esto también puede deberse al sensor de altura. Recuerda que la suspensión es la parte encargada de regular la altura del vehículo, facilitando un correcto equilibrio. Si has arreglado las bolsas y no se ha apagado la luz, puede deberse a una anomalía en este sensor, que se está transmitiendo erróneamente a la pantalla del vehículo.

sintomas de avería en la suspensión neumática

Inestabilidad del automóvil

Otro de los síntomas de avería en el sistema de suspensión neumática es la inestabilidad del vehículo. Esta señal ofrece una lectura mucho más amplia, pero conviene conocerla. Si durante el viaje notas que el coche no puede amortiguar los baches, significa que la suspensión no está haciendo su función.

Por otro lado, si el coche disminuye en altura por un lado, puede ser signo de rotura en una de las cámaras de aire. Si el automóvil pierde altura por los cuatro lados de repente, hay que consultar igualmente con un técnico. Es importante que prestes atención a tu vehículo, ya que un trayecto incómodo o inestable no es normal.

En definitiva, una avería en la suspensión neumática se debe tomar muy en serio. Te recomendamos que, ante los primeros síntomas, te acerques a un taller de confianza. Puedes acudir al taller más cercano de nuestra red Conforauto, distribuidos por toda España, para que te proporcionemos una solución eficaz a tu problema.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

El calor afecta negativamente a tus neumáticos

¿Sabías que el calor afecta negativamente a tus neumáticos?

En estos meses de mayor tránsito en las carreteras por las vacaciones es importante revisar ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *