Llegan las vacaciones, ¿quieres viajar con tu mascota?

Para los amantes de los animales es delicado enfrentarse al dilema de decidir si viajar o no con su mascota. Si tú eres uno de ellos, no te preocupes. En Confortauto hemos elaborado una serie de consejos para que viajar con tu mascota este verano sea todo un éxito. De este modo, tanto tú como tu peludo podréis disfrutar de desplazamientos en carretera con total seguridad. Y es que uno de cada tres conductores españoles, concretamente el 36%, afirma que viaja con su mascota en el vehículo.

Consideraciones previas

Actualmente, la ley no contempla una normativa específica que regule el transporte de mascotas. Es por ello que cuando llegan períodos de vacaciones surge cierto desconcierto. Aún así, hay que estar pendientes del artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación. Aquí sí que se recogen las obligaciones que tiene el conductor para una correcta circulación, como se puede leer:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Consejos para viajar con tu mascota en coche

De este modo, la Dirección General de Tráfico (DGT) explica las normas para viajar con tu mascota en un vehículo. Asimismo, advierten de las multas que conlleva el incumplimiento de su reglamento. Aquí repasamos algunas recomendaciones de obligado cumplimiento:

1. No llevar a los animales sueltos

Es muy peligroso, ya que en caso de accidente pueden salir despedidos e impactar contra el asiento del conductor o luna del coche. Y es que el peso del animal se multiplica de forma considerable. Por ejemplo, circulando a 50 km/h, un perro de 20 kg pasaría a pesar 700 kg. Es una práctica prohibida porque pone en peligro la vida de la mascota y del resto de ocupantes. Además, durante el viaje pueden distraer al conductor, quitar visibilidad o libertad de movimiento, y desestabilizar el automóvil.

2. Usar mecanismos homologados de sujeción

Para viajar con tu mascota la RACE aconseja sistemas que demuestren su eficacia o estén homologados por las normas europeas. Para saber si son productos aceptados por la UE puedes buscar indicaciones como la ECE R17 o DIN 75410-2.

Actualmente, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de productos que se adaptan al tamaño y peso del animal. Por ejemplo, los arneses son recomendados especialmente para perros. La mascota va sujeta mediante cinturón de seguridad o dispositivos Isofix. Si usas correas que se enganchan al collar, no lo recomendamos, puesto que no retienen al animal y es un riesgo para los pasajeros.

La rejilla divisoria es otro método que se puede utilizar, sobre todo para animales de gran tamaño. Esto es así porque se habilita el maletero para el transporte, con lo que se gana en espacio. En este caso, hay que vigilar la estabilidad de respaldos y asientos, así como del propio montaje de la rejilla. Las más seguras son las que van del techo al suelo del maletero y que cumplen las normas DIN 75410-2.

En cuanto al trasportín, es uno de los elementos más seguros. Si decides usarlo en el maletero, deberás colocarlo lo más cerca posible al respaldo y en posición transversal respecto a la marcha del vehículo. En cambio, en el habitáculo interior lo tendrás que situar en el suelo, entre el asiento del copiloto y los traseros. Los transportines pequeños son los que mejor encajan aquí por su tamaño. 

3. Parar y descansar cada 2 horas 

En viajes largos y en temporadas de altas temperaturas hay que extremar las precauciones. Y es que las mascotas también sufren el calor, siendo muy peligroso. Para ello, es importante mantener una óptima temperatura en el interior del automóvil. Según datos de RSPCA (Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals), entre 2009 y 2018, en Inglaterra y Gales, se contabilizaron casi 65.000 incidentes de animales por altas temperaturas. Esta misma entidad apunta que un perro tarda solo seis minutos en morir en un coche que dejamos al sol.

Además, para viajar con tu mascota en desplazamientos de larga distancia es aconsejable parar cada 2 horas para descansar. Una oportunidad para que beba agua y haga sus necesidades, que seguro que te lo agradecerá. Además, podrás jugar con ella para que también pueda estirar sus patitas. Para ello es aconsejable planificar bien la ruta antes de salir. Así podrás localizar previamente las áreas de descanso; incluso algunas tienen espacios específicos para nuestras mascotas. Asimismo, es muy importante comprobar que el animal está sujeto antes de abrir la puerta del vehículo o maletero. De lo contrario, podrá salir corriendo provocando un accidente o algo peor.

4. Consulta con el veterinario

Ante cualquier duda te aconsejamos consultar al veterinario. Cada animal es de una forma de ser diferente y afronta los viajes de maneras distintas. Es por ello que no dudes en hablar con tu especialista en animales de confianza. Son profesionales que conocen muy bien a las mascotas y seguro que te ayudará a prevenir mareos u otros síntomas.

Revisa tu seguro y cuidado con las multas

¿Sabías que en caso de accidente, si el perro va suelto, la compañía aseguradora podría desentenderse de sus obligaciones? Te aconsejamos seguir las recomendaciones que te hemos indicado y revisar tu seguro de coche. El incumplimiento de la normativa podría acarrear muchos más disgustos.

Además, llevar el perro suelto puede acarrear una sanción de entre 100 y 200 euros. Y no llevarlo correctamente en el coche puede acarrear multas de hasta 500 euros en los casos más graves. Debes tener en cuenta que si un animal viaja en el regazo suelto se considera una infracción muy grave. Esto además implica la retirada de seis puntos del carné de conducir.

Para tu seguridad y la de todos los ocupantes y mascotas, viaja siempre cumpliendo las normas. Y es que según un estudio de RACE, el 11,5% de los automovilistas confiesa no utilizar ningún sistema de retención para sus animales. Afirman que los llevan en el maletero separados de los pasajeros, pero sin protección o sujeción alguna. Incluso, el 1,1% reconoce transportarlos directamente sueltos en el habitáculo o en brazos de un viajero.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

freno motor

¿Cómo utilizar de manera correcta el freno motor?

El freno motor no es un componente mecánico de tu vehículo, sino más bien un concepto que, ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *