El mantenimiento del radiador es clave para el rendimiento del motor

El mantenimiento del radiador es uno de los aspectos primordiales en el cuidado de nuestro coche. Un radiador sucio o en mal estado puede causar graves daños en el motor que terminen con el vehículo en el taller para una costosa reparación.

¿Qué es el radiador del coche y cuál su función?

El radiador de tu automóvil es uno de los elementos del sistema de refrigeración de su motor. En caso de que se estropee o funcione defectuosamente, el motor se calentaría y podría sufrir una avería muy importante.

Aunque pueda parecer un dispositivo sencillo, no lo es. Lo forman un buen número de piezas y, sobre todo, de tuberías con curvas donde se puede acumular suciedad. Además, está situado en la parte frontal del vehículo con lo que no es difícil que, al circular, entren en él pequeñas piedras, insectos o polvo.

Esto último hace que el radiador pierda capacidad de refrigeración. Por una parte, impide que le entre aire que enfriaría el motor. Y, por otra, no permite circular al líquido anticongelante. La limpieza del radiador del coche es, por tanto, fundamental.

mantenimiento radiador

¿Cómo hacer la limpieza del radiador de tu coche?

Un correcto mantenimiento del radiador exige limpiarlo por fuera y por dentro cada, aproximadamente, dos años. Esta última labor puede presentar cierta dificultad. Por ello, si crees que no vas a poder hacerla bien, es mejor que traigas tu coche a uno de nuestros talleres Confortauto.

Normalmente, la limpieza externa del radiador es sencilla. Basta con que dejes enfriar el motor y le apliques agua a presión. Pero el trabajo se complica a la hora de limpiarlo por dentro. Para esta última tarea, debes respetar los siguientes pasos.

  1. Deja enfriar el motor. Si está caliente, al destapar el radiador puede salpicar el líquido que lleva dentro y quemarte.
  2. Vacía el circuito. Para ello, quita el tapón que lleva el dispositivo en su parte baja. Algunos vehículos carecen de él. En tal caso, retira uno de los manguitos que encontrarás abajo. Por otra parte, ten cuidado. El líquido anticongelante es tóxico. Utiliza guantes y no te expongas a él.
  3. Échale agua. Una vez el radiador está vacío, introduce una manguera por su parte superior y echa agua a presión a través de ella. Lógicamente, el tapón inferior del dispositivo tiene que estar abierto pues lo que pretendemos es limpiar todo el circuito.
  4. Vierte agua destilada. Después de cerrar el citado tapón inferior, echa agua destilada en el circuito. A continuación, enciende el motor y la calefacción hasta que se calienten. Déjalos enfriar y abre de nuevo el tapón para que salga el agua destilada. Ahora puedes decir que el radiador de tu coche ya está limpio. Sin embargo, no has terminado tu labor.
  5. Rellena el circuito con líquido anticongelante. Hazlo poco a poco y utiliza este producto. Algunas personas usan agua destilada, pero esta carece de las propiedades que tiene el anticongelante. Y, en caso de temperaturas muy bajas, puede dañar el motor.
  6. Purga el anticongelante. Abre el tapón superior y arranca el motor. Mantenlo así hasta que alcance una temperatura normal de circulación. Esto abrirá el termostato y, con ello, el propio motor expulsará el aire que haya quedado en los tubos tras la limpieza. A su vez, esto te permitirá rellenar de anticongelante el radiador hasta el límite aconsejado.

En conclusión, el mantenimiento del radiador puede no ser tarea fácil. Si tienes dudas al respecto, lleva el coche a un taller. Mejor aún, tráelo a tu establecimiento Confortauto más cercano donde estaremos encantados de atenderte: contamos con servicio de taller en Albacete, Madrid, Barcelona y en cualquier otra ciudad de España.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Historia de Goodyear

Historia de Goodyear: descubre más sobre la marca del pie alado

Como especialistas en neumáticos, en Confortauto nos gusta conocer a fondo todos las empresas que ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *