Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos: claves

¿Sabías que desde el año 2012 todos los vehículos deben llevar mecanismos para controlar la presión de los neumáticos? Es una decisión tomada con el objetivo de alertar a conductores y conductoras ante cualquier incidencia en las ruedas. Por ello, desde Confortauto siempre animamos a revisar periódicamente aspectos básicos de mantenimiento de nuestro coche como las ruedas. Además, en este artículo te explicamos cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos.

Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos

¿Qué es el sensor de presión de neumáticos?

Como bien es sabido, las ruedas son el único punto de contacto entre el asfalto y el automóvil. Así, los neumáticos se convierten en un elemento de seguridad prioritario y necesario para dar respuesta a posibles contratiempos. Con la idea de avisar de problemas en las gomas relacionados con la presión del aire se instalaron diferentes dispositivos. Se llaman sensores de presión y pueden alertar a través de una señal visual o auditiva.

Además, desde 2014 es obligatorio que todos los coches vendidos en Europa lleven el dispositivo TPMS (Tyre Pressure Monitoring System). Es el Sistema de Monitorización de la Presión de los Neumáticos que se incluye en los mecanismos básicos de seguridad. Es un elemento que se engloba junto a los airbags, cinturones de seguridad, ABS, etc. Hay que destacar que existen diversas variantes de este sistema. Por un lado, la versión básica solo alerta con un símbolo de un neumático o con las letras TPMS en naranja. Por otro lado, la versión más completa sí indica exactamente qué neumático es el que necesita ser revisado. Asimismo, ofrece información más detallada sobre la presión y temperatura de cada rueda.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, tienes que conocer cómo son los indicadores de tu coche. Si no conoces las señales luminosas o acústicas de tu coche, debes acudir rápidamente al manual para ver su significado.

También debes saber que un exceso o deficiencia en el inflado de los neumáticos puede poner en peligro la conducción. Como consecuencia, puede incrementar el desgaste o disminuir la superficie de contacto con el asfalto. Es en estos casos cuando se activa el sensor de presión mediante una luz en el panel de gestión del vehículo. En otros modelos puede ser que la alerta venga de forma acústica. Sea como sea, es probable que el indicador haya detectado una anomalía.

Por su parte los sistemas TPMS funcionan de forma indirecta y directa. La medición indirecta se basa en los sensores del ABS para saber qué cubierta rueda más de lo normal. Y es que una rueda con poca presión tiene menos diámetro que una con la presión correcta, por lo que necesita dar más vueltas para recorrer la misma distancia. Sabiendo esto el dispositivo hace un diagnóstico de pérdida de presión. En cambio, la medición directa instala un sensor en la propia válvula del neumático. Otros, incluso, pueden ir pegados a la goma por el interior de la banda de rodadura. Gracias a una pequeña batería pueden medir la presión y temperatura de cada rueda, emitiendo una señal al ordenador de a bordo.

¿Cuándo avisa el sensor de presión de los neumáticos?

La mayoría de avisos son debido a incidencias relacionadas con la baja presión de los neumáticos. De ahí la importancia de saber cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos en el caso de que no exista ningún problema. Para ello, antes de nada, deberemos hacer una revisión visual de las cubiertas. Posteriormente habrá que comprobar la presión haciendo uso de un manómetro. No es necesario ni obligatorio que tengas uno en el auto, ya que puedes acudir a una estación de servicio. Otra posibilidad es acudir a tu taller más cercano Confortauto y revisar la presión de los neumáticos comparándolo con el valor que señala el fabricante. Ten en cuenta que no todos los modelos deben inflarse con la misma presión.

Entre las posibles incidencias de aviso podemos encontrar que:

  • Las baterías del sensor se agotan, pues tienen una vida útil de entre tres y siete años.
  • La llanta ha recibido un golpe y ha estropeado la capa que mide la presión en el sensor.
  • El neumático ha sufrido daños al ser cambiado.
  • La unidad de control se ha desprogramado por falta de batería en el coche o al intentar arrancarla con pinzas. Si ocurre esto, hay que volver a sincronizar el panel de gestión con los sensores, que tienen su propia codificación.
  • Si hay un fuerte campo magnético o hay inhibidores de frecuencia cerca pueden provocar fallos puntuales en el dispositivo.
  • Las válvulas del sensor se han desajustado. Y es que estas suelen ser de cuello metálico en vez de goma, como las válvulas normales. Las metálicas sellan contra el orificio de la llanta mediante una junta tórica de goma para evitar vibraciones a altas velocidades. Es recomendable comprobar el ajuste de la válvula periódicamente y cambiarlo si tiene fugas.
  • Pueden existir falsas alarmas provocadas, por ejemplo, por una larga exposición de las ruedas al sol. El calor puede elevar la presión del neumático y provocar falsas averías. Cuando la temperatura de todo el coche esté equilibrada, la alerta deberá desaparecer.

¿Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos?

Si después de todas las comprobaciones para que el neumático cumpla con las especificaciones del fabricante sigue avisando, habrá que resetear el sensor de presión de neumáticos. En la mayoría de casos es automático. Es decir, la desactivación de las señales lumínicas y acústicas se apagan cuando el coche detecta que todo funciona correctamente. Esto significa que el neumático ya tiene la presión adecuada y puedes reiniciar tu viaje de forma segura.

En aquellos automóviles en los que el sistema de alerta sigue encendido sin motivo aparente habrá que reiniciarlo manualmente. ¿Y cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos? Para llevar a cabo esta maniobra tendrás que seguir estas indicaciones:

  1. Introduce la llave en el coche.
  2. Sujeta la llave en posición de encendido, pero no llegues a encender el vehículo.
  3. Pulsar el botón de reinicio del sistema TPMS, que normalmente está debajo del volante.
  4. Aprieta y suelta el botón de freno.

En el caso de que estos pasos no funcionen se deberá seguir las instrucciones del manual del automóvil. Hay que tener en cuenta que cada modelo puede tener su propio sistema para resetear el sensor de presión de neumáticos.

Consejos

Por último, para que el sistema TPMS tenga una vida duradera y no sufra, es conveniente mantenerlo correctamente. Para ello, debemos evitar golpes y bordillazos que puedan dañar los sensores. Asimismo, es aconsejable comprobar los tapones de las válvulas. Es importante que no entre suciedad ni ningún líquido como agua u orina de perro en el mecanismo de la válvula. Si esto sucede, la hermeticidad y el propio sensor electrónico pueden verse seriamente perjudicados.

Si ya has revisado todos estos pasos, incluso resetear el sensor de presión de los neumáticos, y sigue dando aviso, tendrás que comprobar que tus cubiertas estén en buen estado, de no ser así, quizá debas pasar por alguno de nuestros talleres o nuestra tienda de neumáticos online confortauto.com, ¡solucionarás tu prolema a buen precio!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Amortiguadores en mal estado

Amortiguadores en mal estado y sus nefastas consecuencias

Los amortiguadores junto a los frenos y neumáticos forman el llamado ‘triángulo de seguridad del ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *