Fallo en el catalizador: síntomas principales y consecuencias

¿Conoces la importancia que tiene el catalizador de tu automóvil? Hablamos de una pieza mecánica fundamental para el buen funcionamiento de un vehículo, que se localiza en la parte inferior. Además, influye en la emisión de gases, por lo que con el paso del tiempo ha sufrido diferentes regulaciones. Sigue leyendo y descubre todas las claves del fallo del catalizador, así como sus principales síntomas y consecuencias.

Fallo en el catalizador

¿Qué es el catalizador del coche?

El catalizador de un vehículo es un elemento situado en el tubo de escape. Se compone de un circuito con una carcasa metálica y una estructura a base de cerámica. En su interior tiene unas celdas similares a las de un panal de abeja recubiertas por metales químicamente activos. Cuando el motor está en marcha, los gases que emite atraviesan estas cavidades a altas temperaturas. Debido al proceso de la catálisis se transforman en compuestos no tóxicos. Puedes ver cómo limpiar el catalizador de un vehículo y la importancia que tiene en este artículo.

Esta pieza ha sufrido desde 1992 diferentes regulaciones por la cantidad de emisiones de gases en los autos. De este modo, leyes y normativas han ido modificando la obligatoriedad de incorporar sistemas de limpieza y filtrado. Todo para disminuir el impacto de los gases de los coches con motor por combustión.

En el catalizador de los modelos diésel también encontramos el filtro de partículas, conocido como FAP o DPF. Aquí cumple una función diferente al encargarse de recoger las partículas generadas por la combustión del motor para destruirlas después. Con la entrada en vigor de la normativa Euro 6c en 2018, los coches de gasolina también deben incorporar un filtro similar (GPF).

Principales problemas

La obstrucción del catalizador es uno de los principales problemas que te puedes encontrar. ¿Y cómo se produce? Aparece por la acumulación de gases de escape sin quemar en el convertidor catalítico, que se ve incapaz de eliminarlos. En los vehículos de gasolina esta avería suele ser por un mantenimiento deficitario de las bujías. En cambio, en los diésel la avería del catalizador aparece si solemos conducir a bajas revoluciones, menos de 2.000. Si normalmente tus trayectos son cortos y por zona urbana también puede influir, sea cual sea tu tipo de vehículo. También lo detectarán en la ITV, donde el resultado será desfavorable o negativo.

Entre las posibles causas que pueden hacer que el catalizador se estropee está la falta de mantenimiento. Para evitarlo es tan sencillo como acudir a tu taller experto en mecánica y neumáticos Confortauto. Puedes ver el más cercano introduciendo tu código postal aquí. El consumo excesivo o bajo de aceite también puede ser otro de los motivos, así como las anomalías en el arranque del vehículo. Tener cuidado con los impactos en los bajos del automóvil y revisar que la mezcla que entra al depósito esté bien regulada también ayudará a prevenir averías.

El fallo del catalizador es, por tanto, un problema que debes solucionar cuanto antes. Pues es importante para el sistema de escape de un vehículo al limitar las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. En Confortauto ofrecemos soluciones a todo tipo de averías, como la del catalizador. Y es que no dar una respuesta a tiempo puede provocar un aumento anómalo de las emisiones y un mal rendimiento del coche, llegando a averiarse por completo.

Síntomas de un catalizador dañado

Este tipo de problemas no se puede detectar a simple vista, pero puedes intuir cuando no funciona al 100%. A continuación te detallamos algunos síntomas que puedes observar:

1. El coche pierde potencia

Al conducir, es el principal indicio que notarás. Se debe a que el motor pierde rendimiento, existiendo además un constante calado del coche. Normalmente lo notas cuando el motor está al ralentí y en la aceleración. Esto se produce porque el proceso de combustión no se hace eficientemente, llegando el combustible sin quemar al catalizador.

2. Se escuchan ruidos en la parte inferior

Si durante la circulación percibes sonidos metálicos en la parte inferior del automóvil, es posible que el catalizador esté dañado. ¿La razón? Se denomina ‘shock térmico’ y se produce cuando el catalizador a máxima temperatura contacta de repente con un elemento frío, como agua o nieve. Se produce así, una modificación brusca que provoca grietas en el cuerpo cerámico del catalizador.

3. Aparecen humos y malos olores

Son de los síntomas que mejor puedes detectar por los visibles que son. Si en tu vehículo aparecen más humos de lo normal u olores extraños, significa que el catalizador no funciona bien. Al no filtrar bien, el catalizador se obstruye. Todo es consecuencia de la existencia de depósitos de carbón en el sistema de escape por una mezcla de combustible muy rica.

4. El motor se sobrecalienta

Se produce porque el hollín atasca las celdas del catalizador. A veces, esta sustancia viene del aceite que entra en el mecanismo de escape y se quema en el catalizador. Con este bloqueo no se puede poner en marcha, ya que los gases de escape no pueden pasar fácilmente. Esto a su vez aumenta la presión y hace que el motor se sobrecaliente. 

5. El catalizador ha sufrido golpes

Como hemos comentado anteriormente, el catalizador tiene una estructura hecha de cerámica, siendo un componente frágil ante cualquier impacto. Así, un golpe puede dañarlo creando una avería, ya que los trozos tras el incidente pueden bloquear la pieza.

catalizador vehículo

¿Crees que estás sufriendo un fallo en el catalizador? No dudes en visitarnos, además de poder comprar neumáticos online en Confortauto tenemos una red de talleres especializada que te ayudará a resolver cualquier problema.

 

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

Amortiguadores en mal estado

Amortiguadores en mal estado y sus nefastas consecuencias

Los amortiguadores junto a los frenos y neumáticos forman el llamado ‘triángulo de seguridad del ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *