Todo sobre los neumáticos del coche y su mantenimiento – Confortauto

¿Qué clases de neumáticos existen?, ¿cómo saber si mis ruedas están desgastadas? Conoce todo lo necesario para tener a punto las ruedas de tu vehículo

 

Clasificación de los neumáticos y su desgaste

El correcto funcionamiento de las ruedas es imprescindible para garantizar la seguridad en carretera. Te explicamos todos los detalles para mantenerlos en pleno rendimiento.

 

 

¿Debo cambiar las ruedas según la época del año?

En función de la superficie predominante, época del año o el kilometraje, convendrá elegir mejor unos u otros. Otro factor que también es importante es la calidad, que dependerá de las preferencias personales.

Neumáticos de invierno

Las condiciones atmosféricas en esta época del año hacen necesario escoger unas ruedas de invierno acordes, que permitan el desplazamiento sobre superficies mojadas, heladas o con nieve en carretera. En este caso, la capacidad de agarre del neumático se ve incrementada gracias a unos dibujos más profundos en su superficie. Su contrapartida es una velocidad punta menor y están recomendados para climas lluviosos como el oceánico.

Neumáticos de verano

El dibujo es menos profundo y la adherencia menor, pero compensa porque se pueden conseguir mayores velocidades. Se adaptará el consumo a lo que necesitas, porque una rueda de lluvia en verano es antieconómica.

Neumáticos mixtos

El uso de neumáticos mixtos para verano e invierno es una opción habitual en Occidente. Se trata de una elección algo menos económica, pero que garantiza un correcto desempeño durante todo el año. Normalmente son los empleados en pequeños turismos.

 

¿Cómo funciona el sistema de etiquetado europeo?

En Europa, existe un sistema de etiquetado uniforme para clasificar según determinadas características. Son tres los principales criterios a valorar:

  1. Resistencia a la rodadura del neumático. Se representará con el dibujo de una rueda con un surtidor. La nomenclatura va de la A, que supone menor resistencia y menor consumo, a la G, que implica mayor resistencia y mayor consumo.
  2. Distancia recorrida ante el frenado. Se representa con un vehículo y una nube con lluvia. Evidentemente, cuanto menor sea esta, mejor para la seguridad del vehículo. La nomenclatura va desde la A, que implica menor distancia, a la F, que es la máxima.
  3. El ruido de la rodadura. Se representa con una rueda de la que salen ondas ruidosas con un número que son los decibelios. Cuanto mayor sea, más ruidoso.

 

¿Cómo mido mis ruedas?

De cara a posibles reparaciones, resulta esencial conocer las medidas de neumáticos. Se puede encontrar en la cara externa, y consta de un código con números y letras. Figurarán los siguientes valores:

En primer lugar, se utilizarán tres números que indican la anchura de la rueda (215). Posteriormente, la serie del neumático representada en dos números (55); cuanto menor sea, más agarre. Después, una letra que se refiere a la construcción de la rueda (casi siempre "R", radial). Finalmente, figura el diámetro interno de la rueda o altura de la llanta (dos dígitos). 

 

¿Cómo conocer si un neumático está en mal estado?

Existen algunos indicios para saber si tus ruedas están en mal estado. Nuestro consejo es que, si tienes ese problema, hagas una comprobación ocular y si no localizas el motivo, que lo lleves a revisión.

La ley actual obliga a cambiar un neumático cuando la profundidad del dibujo es inferior a 2 milímetros. Aunque recomendamos que se haga con menos de 3 milímetros.

Problemas de presión en neumáticos

Un pinchazo o el propio desgaste natural del neumático pueden acarrear problemas en la presión de éste. Para una adecuada revisión, es posible inspeccionar las ruedas en las gasolineras, y se recomienda, al menos, una vez por mes. En el caso de detectar gran diferencia entre una y otra significará que el coche tiene un problema.

Cortes exteriores

Es posible que con el desgaste natural haya algún corte exterior de pequeña importancia. Ahora bien, si ves varios y concentrados en una zona, es que está deteriorado. Si es así, deberías ir al taller para encargar una revisión y cambio.

Desgaste irregular

Si a la hora de comprobar el desgaste de los neumáticos observamos un deterioro irregular, puede ser momento de realizar una revisión a nuestro vehículo. El problema puede estar en otro elemento del coche, como el amortiguador.

Ruido

El ruido al girar el volante o la vibración son indicios de que un neumático está mal. El principal problema que subyace es que están mal equilibrados. Si se da este caso, deberías revisar sin pérdida de tiempo.