Neumáticos de invierno: Todo lo que tienes que saber

En España el uso de los neumáticos de invierno va en aumento. Quizás nuestro clima mediterráneo haga que ronde el mito de que este tipo de ruedas no son efectivas para el verano, pero este es completamente falso. No obstante, estos neumáticos están indicados para el frío intenso, pero pueden utilizarse ya cuando el mercurio baje de los siete grados; haya nieve o no en la carretera. Por lo tanto, en lugares en los que se dan estas condiciones, el uso de ruedas específicas para el invierno garantiza un aumento de la seguridad en la conducción.

¿Cómo identificar los neumáticos para nieve?

La normativa europea establece que estos deben de llevar la denominación M+S para ser identificados correctamente. Además, también es posible encontrar unos pictogramas que muestran un copo de nieve y una montaña; algo que no llevan los que son para todo el año. Si tienes dudas sobre cómo leer un neumático, puedes echarle un vistazo a este artículo.

Una de las dudas que surgen al ver este tipo de neumáticos es si en realidad funcionan como alternativa a las cadenas. La respuesta es que sí. De hecho, la legalidad vigente advierte que cualquier neumático con la denominación M+S es perfecto para ser sustituido por cubiertas de nieve o las clásicas cadenas. Además, según los test de seguridad elaborados por los fabricantes de ruedas, su funcionalidad y agarre es muchísimo más efectivo cuando las temperaturas son bajas.

Ruedas de invierno

¿Por qué montar ruedas de invierno?

 

Está claro que la necesidad de montar ruedas de invierno depende del clima de la zona en la que se van a usar los neumáticos. Quizás, en las zonas costeras del sur de España no sean una alternativa óptima, pero en otros puntos en los que el termómetro suele estar por debajo de los 7ºC se convierten en una opción perfecta.

Para recurrir al montaje es importante apostar por los mejores neumáticos de invierno. Es decir, confiar en fabricantes especializados siempre será una garantía de éxito. Si la presión de los neumáticos de nieve es la adecuada y la profundidad de la banda de rodadura sigue siendo óptima, estas ruedas funcionarán estupendamente ante las bajas temperaturas. Esto supone una serie de ventajas para garantizar la seguridad durante la conducción.

 

¿Qué hacer con los neumáticos de invierno en verano?

 

Una de las dudas principales de todos aquellos que apuestan por montar neumáticos de verano surge al plantearse qué hacer con los de invierno durante la época estival. Las invernales son perfectas para garantizar adherencia a la carretera en condiciones de frío intenso. Esto obliga a evitar su uso en temporadas en las que el asfalto está mucho más seco y el cima es cálido.Bajas temperaturas

Pese a lo que pueda parecer son varias las opciones de almacenaje. En primer lugar, hay que diferenciar a los neumáticos montados sobre la llanta de las ruedas que se guardan sin llanta. En el primer caso, es esencial almacenarlos colgados o apilados uno encima de otro, pero jamás de pie. Por el contrario, si eliminamos la llanta de la ecuación, lo más adecuado es guardarlos de pie. En este caso es importante hacerlos rodar como mínimo una vez al mes.

Para evitar el envejecimiento negativo de la goma de las ruedas para nieve hay que apostar por unas condiciones de conservación óptimas. El almacenaje de los neumáticos debe de realizarse en lugares ventilados en los que no incida la luz solar y la humedad no sea un problema. La temperatura ambiente perfecta es de 10 a 25 grados centígrados.

Hoy en día muchos talleres españoles ofrecen un servicio de almacenaje para garantizar su conservación óptima.

Otra posibilidad es aprovechar las ruedas de invierno todo el año, aprovechando las que ya están desgastadas durante el verano. Esta es una buena forma de terminar los neumáticos de forma eficiente. Hay que tener en cuenta que, si la profundidad de la banda de rodadura de los neumáticos de nieve es inferior a los 4mm, los fabricantes de ruedas desaconsejan su uso en condiciones adversas. En este caso, además, se convierten en neumáticos muy similares a los de verano.